El pívot mexicano Gustavo Ayón, lesionado el último sábado en el triunfo liguero del Real Madrid en la cancha del Iberostar Tenerife, sufre una lesión en el "borde inferior del labrum del hombro izquierdo", lo que le obligará a pasar por el quirófano.

Según el parte médico facilitado este martes por el Real Madrid, tras las pruebas realizadas al jugador en el hospital universitario Sanitas La Moraleja, el jugador será "intervenido en los próximos días por el servicio de traumatología de dicho hospital", sin darse fecha concreta.

En el Real Madrid no se avanzan sobre el tiempo que precisará Ayón para volver a las canchas, aunque algunas informaciones apuntan a que deberá estar unos tres meses de baja.

La lesión de Ayón se une a la grave sufrida hace semanas por el pívot serbio Ognejen Kuzmic, que le deja fuera toda la temporada, motivo por el cual el Real Madrid lleva buscando un "cinco" que le reemplace.

Tavares, su sustituto

La lesión de sus dos 'cincos' ha obligado al Real Madrid a mover ficha, y el elegido es Walter Tavares, un 'gigante' de 2,20 metros que jugó en España en el Gran Canaria.

El pívot caboverdiano firmará por tres temporadas, según informa el diario Marca, por lo que el conjunto blanco deja claro que no es solo un parche, sino una apuesta de futuro por un jugador joven aún, tiene 25 años.

Tavares fue cortado este verano por los Cleveland Cavaliers, y estaba hasta ahora jugando en la Liga de Desarrollo en Estados Unidos, en el equipo asociado de los Toronto Raptors, esperando que algún equipo de la NBA le diera una oportunidad. Esta no ha llegado, y jugará en el Real Madrid.