El piloto de MotoGP Marc Márquez, que este fin de semana puede proclamarse campeón del mundo en Cheste, ha intentado evitar polémicas sobre qué bandera utilizará si finalmente se alza con el título, después de que le hayan cuestionado por ello en rueda de prensa, y asegura que usará la bandera roja con el número 93, dorsal que porta en su moto y que representa a su equipo.

"Si gano el domingo, ya lo veremos, pero al final, la bandera que representa a mi gente es el 93. Para que se entienda", afirmó este jueves sobre la hipotética celebración.

La decisión del piloto catalán viene de atrás. En 2013 exhibió la bandera de su club de fans, roja con el número 93 de su dorsal, y no la española, como hizo por ejemplo en 2012 al alzarse con el título de Moto2.

Pese a las especulaciones sobre su triunfo, el piloto de Cervera quiso rebajar la euforia y aseguró no va ser tan fácil ganar el título como la gente le dice.

"Es una carrera especial, así que voy a intentar divertirme como siempre y dar el 100% en un circuito que me gusta", indicó sobre la última carrera de la temporada. "No es la primera vez que lucho por el título en Valencia y, aunque es complicado elegir, creo que prefiero mi posición antes que la de Dovizioso porque tengo 21 puntos de ventaja, pero no va a ser tan fácil como la gente me dice", apuntó.

En este sentido, el piloto español considera que durante el fin de semana "se verá cuál es nuestro nivel y el de Dovizioso, pero, como en cualquier deporte, todo puede pasar".