Una carrera para un título. O, lo que es lo mismo, este fin de semana tendremos campeón de MotoGP en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, última cita de la temporada.

Desde el viernes y hasta el domingo, tres días de intensa actividad que decidirán quién sonríe al final, si Marc Márquez o Andrea Dovizioso.

La atención, es obvio, estará centrada en esa resolución del título mundial de 2017, para la que el de Cervera parte como claro favorito. Márquez, líder del Mundial, llega con una ventaja de 21 puntos, un colchón que tendría que ser suficiente para ganar su cuarto título de la máxima cilindrada tras los de 2013, 2014 y 2016 ante el italiano, virgen en estas lides.

Además, el trazado del circuito Ricardo Tormo favorece, a priori, a Honda sobre Ducati. Su diseño y su corto recorrido, apenas cuatro kilómetros (4.005 metros), no lo hacen demasiado favorable a las características y potencia de la Ducati, parámetros que ya de por sí van a complicar mucho el fin de semana al italiano.

Los precedentes benefician a Márquez

En la cita más importante del año, y con el campeonato aún por resolver, los precedentes en el GP de la Comunidad Valenciana podrían marcar el devenir del mismo. Y estos dicen que los antecedentes son favorables al español, que siempre pisó el podio en Cheste en la categoría reina, frente al italiano, que solo logró un tercer puesto en la máxima cilindrada.

A Dovizioso solo le serviría vencer la carrera y que Marc no quedara entre los once primeros

El catalán cosechó su primera victoria en el circuito valenciano en 2012, año en el que se llevó el título de Moto2, mientras que en los años posteriores, una vez incorporado a la categoría reina, consiguió la tercera plaza, la primera y dos segundas posiciones consecutivas, respectivamente.

Por su parte, el italiano logró en Cheste una segunda posición en 2004, por detrás del valenciano Héctor Barberá, a pesar de que en esa edición se alzara con el título de 125cc el de Forlipompoli (Italia), mientras que en 2011 logró un podio tras hacerse con una tercera posición en Moto GP.

Tampoco son buenos los precedentes para la escudería del transalpino, ya que Ducati únicamente ha ganado en una ocasión allí en los últimos diez años cuando lo hizo Casey Stoner en 2008. Sin embargo, todo puede suceder en la última carrera pues la Ducati ha demostrado una notable evolución a lo largo de la temporada pero lo cierto es que tanto las Repsol Honda, con cinco victorias, como las Yamaha, con cuatro, parecen contar con un plus de ventaja en el trazado de la Comunidad Valenciana.

Las cuentas para ser campeón

Dos son los aspirantes a ganar el título de MotoGP en la última carrera del año: Marc Márquez y Andrea Dovizioso.

El español, líder de la clasificación, aventaja en 21 puntos al italiano, por lo que a Dovizioso solo le serviría vencer la carrera y que Marc no quedara entre los once primeros clasificados en el circuito Ricardo Tormo.