Un grupo de investigadores encabezado por Barry Komisaruk, de la Universidad americana de Rutgers, y un experto investigador de la respuesta neuronal a la estimulación sexual ha trazado el primer mapa del placer femenino, ayudados por un escáner cerebral,  según recoge la revista especializada The Journal of Sexual Medicine.

Este estudio, llevado a cabo entre 11 mujeres, ha podido 'fotografiar' por primera vez las zonas del cerebro que se activaban durante la estimulación del clítoris, de la vagina y del cuello del útero y se ha constatado que cada zona activa una parte concreta del cerebro y que son por tanto fuentes directas de placer. En total en el proceso que conduce al orgasmo femenino intervienen hasta 30 zonas distintas del cerebro y se despiertan áreas que tienen que ver con el tacto, la memoria, el placer y el dolor.

También se ha comprobado la reacción del cerebro a la estimulación de los pezones y una de las conclusiones más sorprendentes es que esta estimulación activa las misma áreas cerebrales que intervienen en la estimulación genital, lo que explicaría por qué muchas mujeres logran orgasmos cuando se les tocan los pechos. Este descubrimiento podría ayudar a mejorar la respuesta sexual de las mujeres que han sufrido una histerectomía (extirpación del útero) y que tienen problemas para alcanzar orgasmos, ya que sufren daños en las terminaciones nerviosas de la vagina y el cuello del útero.

Para un estudio posterior queda analizar por qué algunas mujeres obtienen orgasmos recurriendo únicamente al pensamiento, sin necesidad de ningún tipo de estimulación física.