La aseguradora de un equipo de cirujanos de un hospital privado de Madrid indemnizará con 100.000 euros a una paciente por la amputación de una de sus piernas tras una intervención de columna, según ha informado la Asociación del Defensor del Paciente.

El Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid abrió juicio oral por lesiones por imprudencia y, posteriormente, los servicios jurídicos de la asociación llegaron a un acuerdo indemnizatorio que paraliza la vía judicial por valor de 100.000 euros a favor de la afectada.

Tres doctores

En septiembre de 2008, la paciente, de 67 años de edad en la actualidad, fue ingresada para ser operada de desviación de columna. La intervención corrió a cargo de los doctores M.J.T.G., J.J.O.H. y R.E.S.

En el postoperatorio la paciente sufrió fuertes dolores y cojera en la pierna izquierda, así como frialdad en el pie, y a pesar de sus continuas quejas, le dijeron, según relata la Asociación, que se encontraba perfectamente, dándole el alta cinco días después.

Pese a tener fuertes dolores, su situación se consideró normalA pesar de que la paciente se encontraba cada vez peor, tenía unos dolores "insoportables que no remitían ni con calmantes ni con los consejos de caminar", por lo que decidió acudir a Urgencias, donde se le realizó un scanner que, según los médicos, era normal.

Aunque la afectada acudió en numerosas ocasiones al equipo de cirujanos que la intervino, este no abordó los síntomas que presentaba y el 8 de octubre de 2008 se le diagnosticó de obstrucción de arteria femoral superficial, poplítea y troncos distales.

El 10 de octubre de 2008, tras los intentos fallidos de revascularización del miembro, le fue amputado por encima de la rodilla. Posteriormente, en julio de 2009, fue diagnosticada de síndrome ansioso depresivo, estrés postraumático tardío y dolor de miembro fantasma en muñón de amputación, lo que le impedía la deambulación con muletas.