La crisis que atraviesa la Unión Europea a raíz de las presiones de los mercados a economías tan fuertes como la italiana y la española ha dejado claro que Alemania es quien lleva la voz cantante en el continente: ya sea para imponer condiciones o reprochar faltas, el país germano ha tomado el papel de 'poli malo' de la película, despertando más bien pocas simpatías. Ahora bien, ¿es esto así en todos los aspectos?

El último informe elaborado por AutoScout24 parece demostrar que no. Al menos en lo que se refiere al sector de la automoción. Según los datos de la plataforma de vehículos las marcas alemanas son con mucha diferencia las más deseadas en todos los países europeos, hasta el punto de copar al menos las cuatro primeras posiciones de todos los mercados.

Lo único que impide a Alemania imponer su hegemonía total es la presencia de ciertas casas autóctonasDe este modo, la fortaleza de la industria alemana que con tanto empeño trata de defender Ángela Merkel parece asegurada en el sector de la automoción, a la vista del éxito que tienen los modelos de BMW -la marca más buscada en cuatro países- y Volkswagen -primera en tres países, incluyendo la propia Alemania-.

De igual modo, los vehículos de Mercedes-Benz, Audi y Opel deben ser un motivo de orgullo para los teutones, ya que se sitúan claramente entre las marcas más queridas por todos los europeos.

Tal es así que lo único que impide a Alemania imponer su hegemonía absoluta es la 'resistencia' de ciertos fabricantes autóctonos, como Renault o Peugeot, que ocupan un honroso quinto puesto en el mercado galo y belga, respectivamente, o Fiat, que hace lo propio en Italia.

También nuestro país se sale de la norma: no sólo es el único en el que Mercedes-Benz asciende hasta el segundo puesto de los más deseados, sino que además se da la circunstancia de que la excepción al dominio alemán no proviene de una marca nacional -como sería el caso de Seat-, sino que corresponde al quinto puesto de la marca francesa Renault.

El Golf triunfa, el Clio resiste

Si entre las marcas de coche más deseadas en el vehículo de ocasión triunfa el made in Germany, entre los modelos más demandados por los europeos directamente no hay color, o mejor dicho sí lo hay: el negro, rojo y amarillo de la bandera teutona.

El Golf se mantiene como el turismo más buscado pese a sus cuarenta años de vidaAsí, de entre los cinco modelos más buscados en cada uno de los ocho países analizados, tan sólo un único modelo se salta esta 'norma': el Renault Clio, que consigue hacerse con la quinta posición en el mercado francés.

Pero más allá de esta anécdota, el verdadero protagonista en Europa es el Volkswagen Golf, que se mantiene claramente como el turismo más buscado a pesar de sus cerca de cuarenta años de vida.

Mención especial merecen también los modelos A4 y A3 de Audi, el BMW serie 320 o el Volkswagen Passat, todos ellos muy presentes en los principales mercados del continente.