La Policía saudí ha arrestado la noche del domingo en Riad a un ciudadano extranjero por llevar en la calle globos en los que estaba escrito el rótulo "Feliz Año Nuevo 2012", ha informado un periódico de Arabia Saudí.

El diario independiente Al Sabq precisó que una patrulla de la llamada Policía de la Moral detuvo a un inmigrante árabe -sin precisar de qué nacionalidad- que transitaba por una calle de la capital mientras llevaba globos de diferentes colores.

La fuente agregó que los servicios de seguridad entregaron al detenido a las "autoridades competentes".

Las autoridades saudíes impiden la celebración de cualquier evento que no sean las fiestas musulmanas

Hasta el momento, Efe no ha podido confirmar la información del diario con ese cuerpo policial, que normalmente evita hablar con los medios de comunicación.

La Policía de la Moral, cuyo nombre oficial es Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio, se encarga de velar por el cumplimiento de los estrictos códigos islámicos que imperan en el reino sobre la vestimenta y las costumbres.

En Arabia Saudí se sigue el rito wahabí del islam, que parte de una interpretación rigorista del Corán, el libro sagrado islámico revelado al profeta Mahoma.

La sharía (ley islámica) prohíbe la celebración de la Navidad y del Año Nuevo, y las autoridades saudíes impiden la celebración de cualquier evento que no sean las fiestas musulmanas de Aid al Fitr y Aid al Adha, aunque desde hace años se ha comenzado gradualmente a permitir la celebración del Día Nacional saudí.

La instancia de los ulemas, la máxima institución religiosa en el país, ha emitido repetidamente "fatuas" o edictos religiosos que prohíben celebrar las fiestas que no sean musulmanas.

Las autoridades saudíes suelen lanzar redadas contra las tiendas que venden regalos para el Día de San Valentín o de los Enamorados (el 14 de febrero) para confiscar cualquier producto relacionado con ese evento.