El Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y su socio en el Instituto Nóos Diego Torres se embolsaron de esta entidad un total de 5,6 millones de euros a través de mercantiles de las que son propietarios y administradores, tal y como se desprende de un informe que la Fiscalía Anticorrupción ha aportado al juez que investiga la presunta trama societaria creada por ambos para desviar fondos públicos.

El informe, incluido en el amplio sumario de la pieza del caso Palma Arena que hasta la pasada semana se encontraba bajo secreto, detalla que a través de Nóos Consultoría Estratégica, entre 2004 y 2007 ambos cobraron 2.794.440 euros, mientras que sólo Torres percibió 749.505 euros mediante otra de las empresas, Virtual Strategies (de 2004 a 2007); 456.381 a través de Shiriaimasu (de 2004 a 2007), y 853.102 euros mediante Intuit Strategy Innovat (de 2005 a 2007).

El informe presentado forma parte del recién hecho público sumario del caso Palma ArenaMientras tanto, el duque de Palma cobró por su parte un total de 747.889 euros a través de la inmobiliaria Aizoon entre los años 2004 y 2005.

El documento del fiscal Pedro Horrach se centra en los dos convenios rubricados entre Nóos y el Govern balear, a través de la Fundació Illesport y el Instituto Balear de Turismo (Ibatur) en 2005 y 2006 por un total de 2,3 millones de euros, de los cuales 1.386.739 fueron presuntamente desviados a fines particulares.

En concreto, en el caso del primero de los convenios dirigido a poner en marcha un foro sobre turismo y deporte, el Ministerio Público asevera que no consta más que el convenio y el presupuesto aportado por Nóos, de "una sola hoja" en la que se detallan los supuestos costes para desarrollar la cumbre y ejecutar los servicios. Más allá de esto, ni una sola factura que justifique o acredite que el Instituto destinó los 1,2 millones al objeto del convenio.

Detalle de facturas

En este contexto, la acusación pública detalla las facturas que en su día presentó Torres, exgerente de Nóos, para justificar el destino de los fondos y en este sentido asevera que 320.969 euros no están justificados; 135.356 euros nada tienen que ver con el objeto del convenio; 145.000 fueron facturados por Torres por la "dirección y diseño del proyecto", y 116.000 fueron percibidos por Urdangarin a través de Aizoon por la "gestión de la logística del IB Forum".

En lo que se refiere al segundo de los convenios, dirigido a desarrollar un Observatorio Permanente de Turismo y Deporte con sede en Baleares y presupuestado en 1,1 millones, la Fiscalía postula que 396.073 euros no han sido justificados documentalmente; 180.540 se corresponden a facturas que no tienen nada que ver con la pretensión del convenio y 92.800 euros fueron facturados por Torres a través de Nóos Consultoría Estratégica