Abdallah Ait Oud, de 38 años, se entregó voluntariamente a la policía el martes después de ver su foto en la televisión y de saber que era buscado por la Policía en relación con los hechos.

Para la juez hay pruebas suficientes e su culpabilidad

La fiscalía indicó que está siguiendo otras pistas, que podrían conducir a otro pederasta que reside en el barrio donde desaparecieron las niñas, informó la agencia de noticias Belga.

La juez que instruye el caso, Pascale Goossens, consideró no obstante que existen "pruebas suficientes de culpabilidad" del detenido, como su presencia en el lugar donde la niñas desaparecieron y el hecho de que abandonara su domicilio poco después y no fuera localizado en varios días, por lo que la Policía sigue investigando su coartada.

Un pasado muy oscuro

La fiscalía recordó hoy además el pasado judicial del acusado, que tiene un largo historial policial por violación, abuso y maltrato de menores, y que para los investigadores, es un psicópata que no discierne entre el bien y el mal.

La Policía inspeccionará de nuevo el domicilio del detenido y varios almacenes abandonados situados en el barrio donde se produjeron los hechos.

 

Nathalie y Stacy desaparecieron el viernes por la noche cuando estaban jugando en una feria en un suburbio de Lieja, a la que habían acudido con Catherine Dizier, madre de Nathalie, y su pareja, Thierry Lemmens, padre de Stacy.

Estaba en el lugar de los hechos

La madre de Nathalie y el padre de Stacy son pareja, y sus niñas estaban jugando en las atracciones de una feria
Mientras los padres permanecían sentados en un bar, las dos menores y los otros cinco hijos que Catherine y Thierry habían llevado a la feria jugaban afuera en las atracciones.

Ait Oud, de 38 años, que se encontraba en el mismo bar esa noche, se entregó voluntariamente a la policía el martes después de ver su foto en la televisión y de saber que era buscado por la Policía en relación con los hechos.

NOTICIAS RELACIONADAS