Son más de un millar las viviendas protegidas que sorteará Emvisesa en otoño. Pero muchos más los aspirantes a obtener una de ellas. Si quiere ser uno de los candidatos: atento. En diez días, la última semana de julio, se abrirá el plazo para apuntarse a un nuevo sorteo para optar a una vivienda. Estará abierto hasta septiembre.

El próximo viernes 21 de julio, la empresa municipal de la vivienda aprobará la oferta pública de los 1.150 pisos protegidos que tras las vacaciones, en octubre, ya tendrán propietarios.

La mayoría, en venta

La mayor parte están en Los Bermejales, Pino Montano e Induyco. En el primero, se sortearán casi 360 viviendas en venta. En Pino Montano, dos promociones con 433 VPO. Y en Induyco, 172, todas también en régimen de venta.

El sorteo volverá a ser bola a bola, como se estableció para el último, celebrado en abril. Pero tendrá una novedad. El Ayuntamiento plantea dividir en dos el cupo de jóvenes, ya que el 75% de los aspirantes en la pasada adjudicación fueron sevillanos de 18 a 35 años.

Esta vez habrá un número de pisos para menores de 26 años y otro destinado a aquellos que estén entre 26 y 35. También se baraja crear otro cupo para los que superen los 55, dividiendo así el amplio espectro de los mayores de 35. Las solicitudes, casi con total seguridad, habrá que presentarlas en la sede de Emvisesa de Pino Montano, en la calle Agricultores.

El perfil del solicitante

Una persona joven, empadronada en Sevilla, que actualmente comparte una vivienda que no es de su propiedad. Ése es el perfil del demandante de un piso protegido, según el estudio de Emvisesa. En el registro hay más de 60.000 sevillanos que esperan en cada sorteo que la suerte les acompañe. De todos modos, algo más del 20% de los adjudicatarios son finalmente rechazados porque no cumplen los requisitos.