A esta cifra hay que añadir la de los desplazados, que son 38.700 y la de los desaparecidos, 273. La ayuda internacional de emergencia empezó a llegar ayer. Además, ayer volvió a saltar la alarma al producirse un terremoto de 6,1 grados de magnitud en la escala de Richter. Finalmente, este movimiento telúrico no produjo ninguna ola gigante en la zona.