La portavoz de Educación del PP en el Parlamento andaluz, Marifrán Carazo, afirma que 1.347 niños no se pudieron unir el pasado lunes 3 de septiembre a la red de centros infantiles y se encuentran en lista de espera para obtener una plaza, una situación que ha achacado a "la mala planificación de la Junta".

Carazo ha calificado el inicio del curso escolar como "anormal y agitado", al tiempo que ha criticado la "innecesaria situación de incertidumbre" que a su entender ha provocado la Junta a las familias y a los centros, "que en muchas ocasiones se encuentran asfixiados debidos a los impagos".

"El Gobierno andaluz no puede hablar de un inicio de curso escolar normal cuando existen impagos en los centros públicos y conveniados, continúan las amenazas de cerrar los centros si no se aprueban los calendarios de pagos y cuando se recortan las aportaciones y los derechos de los centros de Educación Infantil", ha añadido Carazo en una nota.

A su juicio, el principal problema es que el Gobierno andaluz "no se ha comprometido con un calendario de pago para evitar que se repita esta situación que perjudica tanto a las familias como a los centros y empresas que prestan sus servicios". De hecho, asegura que, a pesar de haber firmado un acuerdo el verano pasado, "la Junta no va a pagar las mensualidades de agosto, dificultando así la sostenibilidad de los centros".

Así, ha acusado a la Junta de mentir "descaradamente" a la opinión pública y a las familias granadinas al calificar de normal el inicio del curso cuando "hay 1.347 familias de nuestra provincia que no se han podido unir a la red de centros infantiles el pasado lunes 3 de septiembre, con el grave problema que ocasiona el no poder conciliar la vida familiar y laboral".

Según ha añadido, durante las dos pasadas legislaturas, el Ejecutivo andaluz "prometió una educación infantil universal que alcanzara las 100.000 plazas en Andalucía, de las que 23.106 corresponderían a la provincia de Granada, una propuesta incumplida".

Además ha señalado que "en la actualidad casi el 50 por ciento de los municipios de la provincia de Granada no cuenta con una guardería, fruto de los recortes del Gobierno andaluz en la pasada legislatura".

Carazo ha finalizado su intervención instando al Gobierno andaluz "a que cumpla con sus compromisos para que el curso escolar no esté marcado por los recortes, impagos a los centros y a las empresas que prestan los servicios educativos como son las aulas matinales, los comedores escolares o el transporte escolar, con el objetivo de que el curso transcurra con auténtica normalidad".