Las denuncias por fraude fiscal han aumentado este año alrededor del 50 %, al pasar de una media de algo más de 600 en los tres últimos ejercicios a casi 1.000 en lo que va de año.

Así lo ha destacado Hacienda en un encuentro informativo sobre el fraude fiscal, en el que ha incidido en que este crecimiento de las denuncias es debido principalmente a que los contribuyentes tienen una mayor conciencia fiscal "que hace que siente peor que alguien cometa fraude".

Las denuncias sobre fraude fiscal en 2009 fueron 640; en 2010, 610; y en 2011, 646; frente a las 997 en lo que va de este año.

Fuentes de Hacienda han subrayado el crecimiento de las denuncias este año pero también han hecho hincapié "en su solidez y en su sustento".

Según Hacienda, la posibilidad de que esas denuncias terminen en sanción es prácticamente del 100 %.

Asimismo, ha señalado que el perfil del denunciante es el de alguien que conoce bien la actividad en que se está produciendo el fraude, si bien ha advertido de que no siempre está implicado en él.

Las pruebas de solvencia del sector financiero costaron 31 millones de euros

Las pruebas de solvencia del sector bancario español realizadas entre mayo y septiembre tuvieron un coste de 31,39 millones de euros, que serán reembolsadas al Banco de España por el Fondo de Garantía de Depósitos de entidades de crédito.

Según una nota remitida por el Banco de España, se trata de las pruebas de solvencia realizadas por Oliver Wyman y Roland Berger, así como la valoración de la cartera crediticia de las entidades financieras, encargado a Ernst & Young, Deloitte, KPMG y Pricewaterhouse.

Estas firmas tuvieron que hacer una prueba de resistencia de los balances bancarios, así como valorar las carteras crediticias de las entidades.