El Consejo de Ministros del Gobierno del tecnócrata Mario Monti aprobó este miércoles un decreto ley de reforma de las provincias que pasan de 86 a 51, incluidas las ciudades metropolitanas, anunció este miércoles el ministro de Administración Pública Filippo Patroni Griffi. Según un comunicado del Gobierno, dicha reducción de provincias supondrá un ahorro de 40 millones de euros al año para las arcas italianas.

En su comparecencia ante los medios, el ministro explicó que se trata de un decreto que afecta al ordenamiento y a la estructura de las provincias "dentro de la lógica de la reorganización del gasto público", que prima en la actuación del actual Ejecutivo italiano.

Busca también racionalizar las competencias como la gestión de la calles y escuelas Las reformas de las provincias, que son divisiones administrativas intermedias entre el municipio y la región, se pondrán en vigor a partir de 2014. "La reducción de las provincias -dijo- es un proceso irreversible y desde el 1 de enero de 2013 habrá menos juntas provinciales".

La reforma trata también de evitar la duplicidad de competencias mediante una "racionalización de las mismas, en particular, en materias muy provinciales como pueden ser la gestión de las calles y de las escuelas", asegura el comunicado difundido por el Gobierno.

De la reordenación de las regiones con un estatuto especial se ocuparán "enseguida, visto que la ley de revisión del gasto" les concede "seis meses de más", aseveró Patroni. Las regiones italianas con estatuto especial son Trentino-Alto Adigio, Sicilia, Cerdeña, Valle de Aosta, Friuli-Venecia-Julia.