El Tribunal Constitucional ha avalado finalmente la ley que regula el matrimonio entre personas del mismo sexo, siete años después de haber sido aprobado y de que el PP presentase un recurso alegando que vulneraba el artículo 32 de la Constitución.

El juez Francisco Hernando Santiago se abstuvo hace meses de participar en la votación por haber criticado la ley en el pasado El pleno del Tribunal —formado por 11 magistrados— ha fallado "desestimar el recurso de inconstitucionalidad interpuesto contra la ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio".

La decisión ha salido adelante con 8 votos a favor y tres votos en contra, según han confirmado fuentes del Tribunal Constitucional a 20minutos.es. Los votos discrepantes han correspondido a los magistrados conservadores Ramón Rodríguez Arribas, Andrés Ollero Tassara y Juan José González Rivas. Además, entre los 8 votos a favor se encuentra el voto concurrente —que está de acuerdo con el fallo, pero no con la argumentación jurídica— del magistrado Manuel Aragón Reyes.

De los 12 jueces que componen normalmente el pleno, uno de ellos, el magistrado Francisco Hernando Santiago, pidió hace meses abstenerse de esta votación, petición que el TC aceptó. Este magistrado presidía el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en enero de 2005, cuando emitió un informe contrario al proyecto del Gobierno socialista. El documento era favorable a que se regulasen las uniones entre homosexuales, pero se oponía a que se hiciera bajo la forma del matrimonio y de que se les permitiera adoptar niños.

En el recurso, el PP afirmaba que la ley que regula el matrimonio entre personas del mismo sexo desnaturaliza "la institución básica del matrimonio", tal y como ha sido entendido hasta ahora, ya que vulnera el artículo 32 de la Constitución, que dice que "el hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica".

Más de 20.000 bodas homosexuales

Desde que la reforma del Código Civil entro en vigor en julio de 2005 y hasta diciembre del año pasado, se han celebrado un total 22.442 bodas entre personas del mismo sexo, de las que 897 han acabado en divorcio o separación, según datos del INE. El número de estos matrimonios se ha mantenido más o menos constante, con entre 3.000 y 4.000 al año.

Una vez aprobada la ley, la primera boda no tardó en llegar. Se celebró en Tres Cantos (Madrid) el 11 de julio de 2005, tan solo ocho días después de su aprobación. Los protagonistas del enlace fueron dos hombres, a los que les siguieron miles de parejas meses después, entre las que se encontraban personajes famosos como los presentadores Jesús Vázquez y Boris Izaguirre, y el concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid Pedro Zerolo.

Aunque el sector duro del PP trató de frenar siempre la retirada del polémico recurso, varios concejales y alcaldes populares oficiaron durante estos años varias bodas homosexuales. El primero fue el concejal popular de Ourense, José Araújo, en abril del año 2006. Tres meses más tarde, en julio, Alberto Ruiz-Gallardón —entonces alcalde de Madrid— ofició su primera boda gay.

Gallardón formaba parte del sector del PP que apoyaba públicamente el matrimonio homosexual. A principios de este año dijo que no apreciaba "inconstitucionalidad" en la ley que lo regulaba. De hecho, tras conocerse el fallo, el ahora ministro de Justicia ha indicado que el Gobierno lo acata y que no modificará la normativa vigente.