La titular del Juzgado de Instrucción número uno de Lugo ha imputado al alcalde de Santiago, Ángel Currás (PP), y a su jefe de gabinete, Francisco Castro, en la Operación Pokemon, que investiga presuntas irregularidades en las adjudicaciones de ayuntamientos gallegos a diferentes empresas. El Grupo Vendex, beneficiario de varias adjudicaciones, está en el epicentro de estas investigaciones.

El regidor, que accedió al cargo en abril del año pasado en sustitución del dimitido Gerardo Conde Roa, del mismo partido, en su caso acusado de un supuesto delito fiscal, deberá comparecer ante la magistrada en dos semanas, han informado fuentes populares. También ha sido llamado a declarar Castro, informa el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

El regidor accedió al cargo en abril del año pasado en sustitución del dimitido Gerardo Conde Roa Antes que a Currás, la jueza imputó en esta trama de corrupción a los regidores de Ourense, Francisco Rodríguez (PSOE), y de Boqueixón (A Coruña), Adolfo Gacio (PP), que abandonaron sus cargos al frente de los mencionados consistorios. También, al presidente del PSdeG-PSOE y regidor en Lugo, José Clemente López Orozco, que rechazó dimitir, una postura que dejó a su partido en minoría en esta ciudad, después de que el BNG decidiese abandonar la coalición tras la negativa de Orozco a irse.

En el caso de Santiago de Compostela, Ángel Currás se ha visto implicado en la Operación Pokemon después de la imputación hecha en esta causa a su concejala de Educación, Rebeca Domínguez, que prestó declaración en el mencionado juzgado lucense el pasado 20 de diciembre de 2012.

Se declara inocente

Currás se ha manifestado este jueves, en una rueda de prensa, "inocente" y ha dicho que declarará "con la máxima tranquilidad" y con la confianza de que "todo se aclare".

Preguntado si tiene intención de dimitir, ha insistido en que se considera inocente y que esa decisión no está en su ánimo, aunque ha agregado que "el código del partido está claro", por lo que, si se deciden medidas cautelares contra su persona, pondrá el cargo "a disposición del partido", sin "duda ninguna".

Sobre el motivo de la imputación, ha confesado desconocerlo, aunque ha sugerido, por lo ya publicado, que se podría referir a asuntos de contratación en la Escuela de Salgueiriños y gestión en otros centros de educación en servicios como ujieres o limpieza.