El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, ha señalado que el número de fallecidos en accidente en vías de titularidad autonómica descendió un 43 por ciento entre 2008 y 2012, de 76 a 43. Asimismo, ha concretado un descenso "generalizado" del tráfico en la red de la Xunta, que ha situado "entre el 5 y el 10 por ciento".

Lo ha manifestado en declaraciones a los medios, antes de presidir la primera reunión de la Comisión de Seguimiento del Plan de Seguridad Vial 2011-2015. En esta reunión, en la que se hizo un balance de los dos años de funcionamiento de este plan, también estuvo presente la directora de la Axencia Galega de Infraestruturas (AXI), Ethel Vázquez.

Hernández ha destacado que el Gobierno gallego, como parte de su política de mejora de la seguridad vial, presentó en marzo de 2011 este plan, cuyo objetivo se centra en reducir la ratio de fallecidos en accidentes de tráfico, meta en la que se ha constatado "una evolución positiva" y en la que se continua a trabajar.

Además del impulso de las áreas de transporte metropolitano que, según ha incidido Hernández, permitieron incidir en la mejora de la seguridad vial ya que, en dos años, se realizaron casi 25 millones de desplazamientos menos en vehículo privado, en el mismo plazo se invirtieron 122 millones en actuaciones en materia de seguridad y conservación de las carreteras de titularidad autonómica.

'

Faite ver'

La AXI ha actuado en 30 tramos de concentración de accidentes y ha instalado 44,6 kilómetros de sistemas de contención para motoristas. Hernández también ha aludido a puesta en servicio de casi 60 kilómetros de vías de altas prestaciones (VAP) entre 2011 y 2012 o a la influencia de programas como la campaña 'Faite ver' —'Hazte ver'—.

Precisamente en relación a la campaña 'Faite Ver', centrada en el reparto de chalecos reflectantes en colaboración con la DGT y en charlas informativas, Hernández ha avanzado la próxima licitación de una nueva fase dirigida a todo tipo de usuarios, pero con especial intensidad a los peatones del rural con el fin de reducir la siniestralidad en este ámbito.

Efectos de la crisis

En su intervención, Agustín Hernández ha constatado un "descenso generalizado" de usuarios en el conjunto de las vías de titularidad autonómica, pero ha insistido en que la reducción de la siniestralidad no sólo se da "en valores absolutos", sino también "en valores relativos en relación con el vehículo por kilómetro".

Sobre el descenso de los usuarios en la AP-9 y los efectos de la crisis, ha admitido que sí hay repercusión, sobre todo en el ámbito de los vehículos pesados, pero ha insistido en que también se han registrado "factores positivos" como la puesta en marcha de las vías de altas prestaciones que permiten "sacar tráfico de las vías convencionales".