La comisión de Pesca del Parlamento Europeo (PE) votó este lunes en contra de la prohibición de la pesca de arrastre en profundidad en el Atlántico noreste, propuesta por la Comisión Europea (CE) y a la que se opone en gran medida el sector español.

La Comisión Europea había propuesto la prohibición de esta práctica en el Atlántico noreste Por 19 votos a favor, ninguno en contra y 4 abstenciones, los eurodiputados abogaron por no restringir por el momento esas capturas y revisar la situación dentro de cuatro años.

Paralelamente, los parlamentarios abogaron por que la CE realice un estudio de las áreas más vulnerables respecto a la conservación del ecosistema con el fin de fomentar la sostenibilidad.

En los últimos meses, la industria pesquera y, especialmente la Xunta de Galicia, han manifestado en Bruselas su rechazo a la propuesta presentada hace más de un año por el Ejecutivo comunitario de prohibir el arte de arrastre de profundidad en el Atlántico noreste, una medida que según denuncian puede amenazar la competitividad de más de 300 buques españoles.

Algunas de las especies que se capturan en esos caladeros son la brótola o maruca azul.

El presidente de la Asociación de Armadores de Buques de Pesca de Bacalao (Agarba), Iván López, se mostró satisfecho por la solución de compromiso de los grupos políticos del PE, que consideró "satisfactoria para todas las partes".

López dijo "no estar en contra de la restricción de la pesca de arrastre en profundidad si así lo piden criterios científicos", aunque dijo que antes de eso "es necesario obtener más datos para tomar una decisión que en cualquier caso sea informada".

La decisión de la comisión del Parlamento Europeo debe todavía ser refrendada por el pleno de la Eurocámara y ser aceptada por el Consejo (los Gobiernos de los veintiocho países de la UE).