La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María José Álvarez, ha indicado este jueves en el Pleno de la Junta General que su departamento trasladará en los próximos meses una propuesta de actualización del baremo de daños ocasionados por la fauna salvaje en el marco del Plan de Gestión del Lobo.

Así lo ha indicado respondiendo a una pregunta de IU sobre las medidas adoptadas y previstas para reducir los plazos de pago de los daños. Asimismo, la consejera ha afirmado que se trabaja para ofrecer respuesta "ágil y ajustada" ante los daños que los animales puedan provocar en cultivos o ganaderías, con el compromiso de buscar "permanentemente" mejoras en el sistema de compensación.

Igualmente, explicó que generalmente se alcanzan acuerdos en el peritaje por lo que no suele generar retrasos, sino que las demoras tienden a producirse cuando se se agota la dotación presupuestaria. Al respecto, ha anunciado que en breve volverán a dotarse los recursos necesarios.

Con todo, la consejera sostiene que "lo mejor es que se reduzcan los daños", para lo que apuesta por complementar la actuación del Principado para gestión de especie con la prevención activa, con ayudas para la protección del ganado y determinados cultivos. También fue preguntada la consejera por la diputada de IU María Josefa Miranda sobre la cuota de la xarda y las medidas que piensa adoptar su departamento para evitar que se siga perjudicando a la flota artesanal asturiana en el reparto tanto europeo como nacional.

María José Álvarez incidió en que lleva años haciendo propuestas consensuadas con el sector, rechazando el agravio y recurriendo las cuotas fijadas por el Ministerio. Respecto a los cupos de esta temporada, la consejera ha asegurado que seguirá siendo "exigente" y "coherente" en la defensa de la flota asturiana para lograr corregir la situación.

Del mismo modo, ante otra pregunta formulada por IU sobre el sector lácteo, la consejera se ha mostrado confiada en lograr que el Ministerio dé la razón a Asturias y se modifique el acuerdo para la estabilidad y sostenibilidad del sector con el fin de atender a la realidad de las ganaderías asturianas. "Tenemos razón y aspiramos a que el ministerio nos la dé", remarcó.