La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha asegurado durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso que "nadie" en España que trabaje a jornada completa "cobra por debajo del salario mínimo, porque sería ilegal".

Ha respondido así al diputado de Unidos Podemos Alberto Garzón, que le ha preguntado por sus medidas contra la precariedad laboral. Según el último barómetro del CIS, el 31,7% de los españoles ingresa, después de impuestos, menos de 600 euros netos al mes; y el 15,1% ingresa menos de 300 euros, ha recordado Garzón.

"Me imagino que es consciente de que es imposible mantener una familia con menos de 300 euros al mes", le ha dicho el diputado a la ministra, añadiendo que muchos españoles no pueden pagarse los medicamentos o tienen que comprar la comida "más nociva" en el supermercado.

Báñez le ha pedido "rigor" y que no confunda "mezclando encuestas de salarios con las encuestas de ingresos tributarios" y ha insistido en que en España todos los trabajadores a jornada completa —40 horas semanales— cobran como mínimo 655 euros al mes, el SMI. Si no, es "porque trabajan unas horas al mes o tienen ingresos o renta por esa cantidad".

La ministra ha recordado que los salarios no los fija el Gobierno por real decreto, "se deciden en la negociación colectiva entre empresas y trabajadores".

Contratos de interinos

Por otro lado, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que el grupo de expertos que analiza la contratación de los interinos fijos y temporales será el que decida si es necesaria una Ley que modifique las indemnizaciones de estos trabajadores temporales.

Ha protagonizado así su primer cara a cara con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que le ha pedido "por favor que de manera urgente se aborde la reforma del modelo laboral para modernizarlo".

Rivera ha preguntado a Rajoy sobre la sentencia del Tribunal Superior Europeo que recomienda equiparar las indemnizaciones de los trabajadores interinos temporales con los fijos para ver de qué manera España adaptará esta ley a su legislación.

El presidente del Gobierno ha recordado que se ha creado un grupo de trabajo en el que están presentes representantes de los sindicatos y de las patronales para cómo se aplica esta sentencia europea a la legislación española de forma que favorezca a todos los trabajadores posibles.

Ha dicho que se verá si se elabora una nueva Ley tras incidir en que el Gobierno no pretende que "sea un parche" sino que las decisiones que se adopten en esta materia "estén lo más justificadas posibles".

"Hagamos una reforma global"

Rajoy ha recordado que este grupo de expertos hará un planteamiento al Gobierno y a la Cámara para dar solución a la sentencia europea.

Por su parte, Rivera ha reprochado al presidente del Gobierno la precariedad del mercado de trabajo y, sobre todo, en la Administración Pública "que no puede ser" y ha criticado que la media de días de trabajo sea de 54, por lo que ha planteado una reforma laboral "de arriba abajo y no un parche".

"Hagamos una reforma global", ha afirmado tras lamentar que España sea campeón de Europa en tasa de paro. No obstante, el dirigente de Ciudadanos ha valorado que el Gobierno vaya a apoyar la Ley de impulso a los autónomos que se llevará al pleno del Congreso próximamente a lo que Rajoy ha respondido que se trata de un colectivo que preocupa al Gobierno y supone una prioridad.

El presidente del Gobierno ha recordado también que el empleo sigue creciendo y que 2015 fue el año en el que se creó más trabajo en España en toda la serie histórica del INE.

Sin recortes en gasto militar

Por otra parte, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha afirmado en la misma sesión que no piensa recortar el gasto militar ya que, ha asegurado, "hoy nuestra seguridad está amenazada" y para defenderse de ello la inversión de su departamento es "fundamental".

Cospedal ha respondido así en la sesión de control al Gobierno en el Congreso al ser preguntada por el diputado de ERC Gabriel Rufián sobre si piensa el Ministerio de Defensa recortar el gasto militar.

Rufián le ha preguntado a la ministra si con 750.000 familias sin ingresos y asistencia, con 13 millones de pobres y un alto grado de pobreza infantil, tenía pensado reducir el gasto militar que "entre cifras reales y camufladas alcanza los 17.465 millones de euros". "La respuesta es breve y sencilla: no", ha dicho Cospedal.

Rufián ha tomado la palabra para asegurar: "Mi respuesta es aún más sencilla: Ahora salga a la calle y diga a la gente que coma balas y duerma en tanques". Tras apuntar que "la demagogia es un recurso muy cómodo", la ministra de Defensa ha señalado que, aunque en la actualidad no se viven "momentos tan dramáticos como en otras épocas de la historia", sí hay "amenazas de determinados regímenes".

Cospedal también ha alertado de "populismos que pretenden acabar con nuestro sistema de valores" y ha añadido que los gastos en defensa son "fundamentales" para "tratar de defendernos". "No puede existir libertad, igualdad y garantía de disfrute de los derechos si no hay seguridad. Hoy nuestra seguridad está amenazada", ha añadido.