En 2015 perdieron la vida 16 niños de entre 0 y 14 años en accidentes de tráfico en España y 6.250 resultaron heridos. Son cifras que asustan, aportadas por un estudio de la Fundación MAPFRE. Los seguros obligatorios de los coches se hacen cargo de la indemnización cuando un niño que viaja correctamente ubicado en una silla infantil, resulta herido o fallecido en un accidente de tráfico. Así lo ha explicado arpem.com en su artículo dedicado a los seguros de las sillas infantiles.

Pero en el caso de que se produzca un accidente y el niño no vaya en el sistema de retención infantil (SRI) y se produzcan daños físicos o el fallecimiento, las compañías de seguros también se hacen cargo de la indemnización; de ello se ocupa la cobertura de responsabilidad civil. Todos los seguros incluyen la cobertura de responsabilidad civil y cubre a todos los pasajeros, da igual si viajan o no con el SRI o de quién es la responsabilidad del accidente. Pero ir sin silla infantil está considerado como una infracción grave que conlleva una multa de 200 euros para el conductor.

Tras un accidente, hay que revisar minuciosamente la silla ya que pueden aparecer pequeñas roturas o daños en los arneses y anclajes. En el caso de un siniestro y que la culpa sea de un tercero, éste estará obligado a indemnizar por todos los daños causados, incluso si la silla ha sufrido algún desperfecto se puede reclamar a la parte contraria el pago de una nueva. Pero cuando el culpable es el asegurado, los daños materiales no están cubiertos por el seguro obligatorio de responsabilidad civil. Entonces habría que comprobar la cobertura de daños propios, que sólo está incluida en las pólizas a todo riesgo.

Algunas aseguradoras tienen en sus pólizas una mención especial para las sillas infantiles. En este caso, la aseguradora indemnizará con una cantidad determinada su reparación o reposición, lo que supone un aspecto positivo que hay que valorar si tienes niños y vas a contratar un seguro de coche.

Los niños están obligados a viajar siempre seguros 

El Reglamento General de Circulación establece como obligación en el artículo 117, que todos los menores de edad con una estatura igual o inferior a 1,35 deben ir sentados en las plazas traseras y con el SRI adecuado a su talla y peso. Hay algunas excepciones como cuando todos los asientos están ocupados por menores en la misma situación (1,35 metros o menos) y cuando no se pueda colocar una silla infantil en las plazas de atrás o para vehículos de dos plazas.

El RACE ha presentado un comparador de sillas infantiles "Silla + Segura", una herramienta que permite comparar entre 211 modelos para ayudar a elegir la silla que mejor se adapta a las necesidades de cada usuario.