La policía sueca ha confirmado este sábado que la persona detenida en relación al ataque del viernes, perpetrado con un camión en el centro de Estocolmo, es el autor del atentado.

"La persona arrestada era el culpable (del ataque), el conductor en este caso", ha hecho saber la portavoz de la Fiscalía sueca, Karin Rosander, en declaraciones recogidas por el diario nacional Aftonbladet. Antes, Lars Byström, portavoz de la policía de Estocolmo, aseguró en declaraciones a la televisión pública SVT que las fuerzas de seguridad consideraban que el detenido era quien irrumpió con el vehículo pesado en la zona peatonal, matando a cuatro personas e hiriendo a otras quince.

Según el diario Aftonbladet, el sospechoso es un hombre de 39 años y origen uzbeco cuyas facciones se asemejan a las de las imágenes difundidas antes por la policía y que mostró simpatía por el Estado Islámico (EI) en las redes sociales, unas informaciones que la policía no ha confirmado.

El rotativo agrega que el individuo se ha confesado culpable y que, en el momento de su arresto en Märsta, en el norte de Estocolmo, tenía restos de cristales en su ropa y un pasamontañas.

Byström evitó dar más detalles sobre el avance de las investigaciones del primer ataque terrorista en Suecia desde 2010, pero negó que se hubiese practicado un segundo arresto, tal y como habían apuntado varios medios locales.

Además, indicó que partes del centro de Estocolmo van a seguir este sábado acordonadas mientras se procede con la investigación. Previamente, la Fiscalía sueca informó de que había presentado cargos por un presunto delito de terrorismo contra el arrestado.

En un comunicado explicó que sobre las 02.00 hora local había "detenido a una persona sospechosa de delito terrorista por asesinato" y que a más tardar este martes el fiscal debe decidir si solicita su ingreso en prisión preventiva.

Los hechos

Un camión irrumpió el viernes poco antes de las 15.00 hora local en la principal calle peatonal de Estocolmo y tras recorrer un tramo de la calzada atropellando peatones, se empotró contra la entrada principal de Åhléns, unos conocidos grandes almacenes de la capital sueca.

Las autoridades sanitarias regionales informaron de que nueve de los heridos han sido dado de alta y que entre los que permanecen ingresados figura un niño.

El camión, un vehículo de reparto robado minutos antes del atentado, ha sido remolcado este sábado de madrugada para ser analizado por los técnicos.

Suecia ha decidido reforzar los controles fronterizos durante diez días prorrogables para impedir que "el autor y eventuales colaboradores puedan abandonar el país", según declaró a la televisión pública el ministro de Interior sueco, Anders Ygeman.

El primer ministro sueco, Stefan Löfven, habló el viernes de "ataque en el corazón" de Estocolmo y aseguró que el país no se va a doblegar ante "asesinos abominables".