Si prefieres prevenir antes que curar y quieres evitar, en la medida de lo posible, que te roben tu vehículo, aquí tienes una lista de elementos que puedes utilizar como medidas disuasorias.

Antirrobos mecánicos

Son los objetos físicos que puedes colocar en el interior o exterior del vehículo. Son normalmente los más baratos, pero son los que crean menos problemas a los ladrones, según asegura la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Más bien disuaden: si un ladrón tiene que elegir entre un mismo coche con este tipo de sistemas de seguridad y otro sin ellos, normalmente, si tiene sentido común, elegirá este último.

Barras antirrobo en el volante: Es una barra de metal que se puede enganchar con el volante y los pedales o con el volante y el salpicadero. Es una de las opciones más económicas. Su función es impedir el giro del volante en cualquier dirección. Su precio ronda los 30 euros, aunque también hay opciones más baratas.

Cepo para las ruedas: No solo sirve para aquellas autoridades que quieren bloquear tu coche si has incumplido las reglas de circulación. También puedes ponerlo en tu vehículo como medida de seguridad. Tienes sistemas de este tipo desde los 40 euros, aunque todo dependerá de la calidad del material que quieras comprar. Antes de adquirirlo, fíjate si está hecho para cubrir el tamaño de tu neumático ya que hay distintas medidas. Hay algunos cepos que además de bloquear la rueda, también evitan que te roben los tapones del inflado.

Cepo de ventosa para el parabrisas: este producto se denomina 'The Barnacle' (lapa en inglés). Lo ha creado la empresa Ideas That Stick y lo puedes comprar en este enlace. Su precio, según me ha confirmado la empresa, es de 600 dólares (506 euros) para la versión estándar y de 675 dólares (570 euros) para la versión con GPS. En este vídeo que enlazo abajo verás que está enfocado para que lo compren organismos públicos, aunque también está disponible para particulares.

Bloqueador del freno de mano y la caja de cambios: su función es bloquear la caja de cambios para que no se pueda engranar ninguna marcha. Su precio ronda los 50 euros. Aquí tienes un ejemplo y aquí otro.

Bloqueador de los pedales: Este sistema evita que los ladrones accionen los pedales del vehículo. Bullock es una reconocida marca de sistemas de seguridad antirrobo mecánicos de este tipo. En este enlace tienes una muestra de los tipos de productos que tiene esta empresa.

Antirrobo de las puertas traseras en una camioneta: Existe un sistema mecánico que impide que los ladrones puedan abrir fácilmente las puertas de una furgoneta como es el caso que puedes ver en esta información.

Otros sistemas antirrobos

CarCentinel. Funciona de la siguiente forma: se instalan unos sensores de movimiento en el coche. El vehículo se conecta con la aplicación CarCentinel que permite controlar desde el teléfono la ubicación de tu vehículo e incluso bloquearlo en el caso de que te lo roben: el dispositivo evita que los ladrones manipulen la electrónica de tu coche para poner el motor en marcha (protección del OBD, que es la toma de diagnosis del vehículo). Cuando el vehículo está en movimiento, el sistema te indica el tiempo que lleva el coche en marcha, la velocidad a la que circula o los km recorridos. Por ejemplo, es útil por si te han dado un golpe y tú no estás presente o por si lo están robando con un remolque. Su precio es de 200 euros. Más información en este enlace.

Antirrobo inmovilizador electrónico o cortacorrientes: consiste en instalar un conector en el vehículo que desconecta la conexión entre el contacto y otro elemento del vehículo como puede ser la OBD o la bomba de combustible. Incluso puedes colocar un cortacorrientes en varios elementos a la vez para que el robo sea todavía más difícil. Eso sí, es importante que no haya nada a la vista que pueda delatar que has hecho esta modificación por lo que es recomendable que vayas a un taller especializado. Según la Organización de Consumidores y Usuarios, este es el mejor método contra los robos de vehículos. A continuación tienes un vídeo explicativo de lo que es un cortacorrientes (en este caso táctil) para que entiendas su funcionamiento.

Sistema de rastreo Lojack: es un sistema de avisos y rastreo a través de radiofrecuencia (también puede ser a través de GPS). Si el sistema detecta que te están robando, envía una alerta a las autoridades pertinentes, que sabrán la localización del vehículo para comprobar su estado. Funciona incluso en túneles o garajes subterráneos. Su precio ronda los 300 euros. Ejemplo de Lojack.

Alarma: En tu coche puedes instalar un avisador acústico y luminoso que intente evitar que los ladrones se lleven tu medio de transporte. Puede tener sensores por si tocan o elevan el vehículo. Algunas alarmas incluso te alertan enviando una notificación al móvil. Aquí tienes un ejemplo. Su precio ronda los 100 euros. Cuidado porque los 'cacos' pueden anularlas con los inhibidores de frecuencias.

Máquinas de humo: Hay empresas que han planteado un sistema en el que utilizan una máquina de humo que instalan en el interior de un vehículo. Si un ladrón intenta robarlo y abre alguna de sus puertas, la máquina de humo se pone en funcionamiento y provoca que el intruso no pueda ver nada durante varios minutos. Aquí tienes varios ejemplos de máquinas: Smoke Machines, Flashfog Security o Smoke Cloak. A continuación un vídeo para que entiendas su funcionamiento.

Y si nada de esto te sirve, siempre puedes recurrir a tu seguro de coche para que te cubran un coste por la sustracción. En el comparador de seguros de 20minutos.es puedes consultar y calcular la póliza que más te conviene según quieras un seguro a todo riesgo o un seguro a terceros + robo, por ejemplo.