La gastronomía sigue abriendo nuevos frentes y poco a poco va popularizando en Europa el consumo de insectos. Eso sí, poco a poco. No hay que olvidar, por ejemplo, que la FAO ya ha recomendado en varias ocasiones la ingesta de insectos como forma de paliar el hambre.

La segunda cadena de supermercados más grande de Suiza, Coop, será la primera de toda Europa en vender hamburguesas de insectos, después de que las leyes sobre seguridad alimentaria hayan sido revisadas. Será la próxima semana cuando hamburguesas de carne de gusano o saltamontes lleguen a las estanterías de estos establecimientos.

Fue hace tres meses, en mayo, cuando las leyes alimentarias fueron modificadas en Suiza para permitir la venta de este tipo de carne. Los insectos deberán ser alimentados bajo estricta supervisión durante cuatro generaciones antes de ser considerados aptos para el consumo humano, lo que alargará su producción durante varios meses.