En la segunda entrega de la Escuela Española de Pilotos sobre consejos de conducción, tras la demostración de lo que es el punta-tacón y cómo se hace, el director deportivo, Javier Morcillo, explica en un vídeo cuál debe ser la postura correcta de conducción cuando llevamos un coche.  

Según indica Morcillo en el vídeo que ilustra esta información, tener una postura correcta es esencial tanto para la efectividad tanto en la conducción como en la seguridad en la carretera. ¿Quién no ha visto por una vía a un conductor que va pegado al volante, casi rozando los codos con el mismo? ¿O los casos en los que el que conduce parece que va tumbado, con el asiento muy reclinado? ¿conduces con un solo brazo y el otro lo tienes apoyado en la ventanilla o en las marchas?

Todos estos son casos que se ven diariamente en la carretera. Cualquiera de estas acciones implica que, en caso de una emergencia, no podrás reaccionar tan rápido como si fueses con una postura correcta. Además, si no vas bien sentado, pueden surgir dolores y cansancio durante la conducción.

Aunque quien explica la postura es un piloto, hay que tener en cuenta que sus consejos valen también para la conducción en la calle, no solo para el circuito.

Para ir bien colocados al volante, primero tenemos que ajustar la altura del asiento (cuanto más abajo vayamos, el centro de gravedad estará más cerca del suelo y el coche será más estable). A continuación, tenemos que ajustar la distancia de las piernas a los pedales. Para ello pisamos el embrague con el pie izquierdo de forma que lleguemos cómodamente y la pierna quede un poco flexionada. A continuación, ajustamos la inclinación del asiento de manera que podamos ver a lo lejos a través del cristal sin que nos tape la visión el volante. Posteriormente, colocamos las muñecas sobre el volante de forma que tengamos el brazo ligeramente flexionado. De este modo, podremos girar el volante con rapidez y precisión cuando haya algún problema delante de nosotros.