Descuidar la salud bucodental puede originar contracturas musculares en cuello y espalda, según afirma la directora médica y miembro de la Comisión Médica de Vitaldent, Estela Arias, que ha recordado que se estima que aproximadamente un 30% de la población puede padecer trastornos relacionados con el sueño, ya sea por defecto o por exceso.

"Esto altera a nuestra salud bucodental, que afecta directamente a nuestra salud integral, ya que el sueño es un estado de reposo necesario para mantener sano nuestro organismo", ha señalado. Además, según datos de la Asociación Española de Enfermos del Sueño (Asenarco) en el último siglo, el tiempo medio de sueño se ha reducido al menos un 20%, por lo que dormimos casi dos horas diarias menos.

Algunos signos que nos pueden ayudar a detectar este problema son las ojeras marcadas o la forma de la cara, muy alargada o muy corta. "Estas alteraciones pueden ocasionar una masticación desequilibrada que afectará a la digestión y la nutrición del adulto, lo que desencadena un mayor hábito de respiración bucal, que puede afectar a la higiene dental provocando un mayor desarrollo de caries y enfermedades periodontales", ha avisado la doctora.

Una de las soluciones para corregir estos problemas, consiste en una relajación neuromuscular y una alineación de los dientes que logre una óptima oclusión dental y que estabilice las estructuras musculares del cuello y la espalda. "Para ello, debe emplearse una ortodoncia que solucionará los problemas de mordida, y posteriormente una férula de descarga que ayudará a controlar el bruxismo", ha enfatizado Arias.

Y es que, si no se solucionan estos problemas, aumentará el dolor muscular localizado en el cuello y en la espalda, al mismo tiempo que será más notable el chasquido de la mandíbula al comer o bostezar. Todo ello provocará limitación de las actividades diarias y cotidianas por el dolor, repercutiendo en la calidad de vida de la persona e incluso en su trabajo.

En este sentido, los problemas de espalda son de los más recurrentes, dado que se estima que el 80% de la población española padece dolor de espalda alguna vez en su vida. Algunas de las causas bucodentales por las que surgen este tipo de dolores son la mala oclusión dental; la mordida cruzada, que está vinculada con el dolor de espalda y cuello; y las infecciones dentales focalizadas, que son responsables de problemas musculares y de la cronificación de las lesiones.

"De ahí la importancia de adquirir un buen hábito de salud bucodental desde edades tempranas, si durante la infancia el adulto no ha desarrollado un buen hábito de cuidado de su salud bucodental y de descanso, lo más probable es que su mordida presente, entre otras cosas, malposición dental, lo que puede provocar una desviación en la mandíbula y en consecuencia, contracturas musculares en el cuello, y espalda", ha zanjado Arias.