La Escuela Española de Pilotos ofrece su cuarto tutorial sobre cómo conducir correctamente. Después de haber tratado los temas de la mejor postura para conducir, la técnica del punta-tacón y cómo debes colocar correctamente las manos en el volante, ahora unen estas tres técnicas en este vídeo y además suman consejos sobre cómo debes tomar una curva de la forma más efectiva posible.

A la hora de realizar una curva, la frenada es lo primero que tenemos que hacer para afrontarla. Aquí aparece el concepto de frenada regresiva que, según explica la E2P en el vídeo, "consiste en quitar presión de frenado cuando empezamos a girar el volante para dejar adherencia a las ruedas y girar el coche". Es un término que se suele utilizar en las carreras, pero que también se puede utilizar en la conducción de calle.

Javier Morcillo, director deportivo de E2P, explica que según cómo entremos en la curva y según el uso que hagamos del freno el coche podrá subvirar (las ruedas delanteras tienen un deslizamiento) o sobrevirar (las ruedas traseras deslizan). En este enlace tienes más información sobre por qué se produce el subviraje y en este otro por qué se produce el sobreviraje.

En el caso de que tengamos una situación de pérdida de trayectoria por subviraje, si vamos en un coche de propulsión potente (tracción trasera) podremos utilizar el acelerador para corregir la dirección. Si vas con un coche de tracción delantera, entra en la curva a la velocidad adecuada o tu coche sufrirá de subviraje si intentas frenar. Si es el caso, deja de pisar el freno para que las ruedas vuelvan a tener tracción.

En el siguiente vídeo, tienes una explicación visual del viraje y el subviraje: