La pregunta es sencilla: ¿Se sentiría cómodo si uno de sus hijos mantuviera una relación con una persona negra? ¿Y con un asiático? ¿Y con un musulmán? ¿Y con un judío? Con las respuestas, bezzleford, un usuario de Reddit, ha creado cuatro mapas cromáticos muy reveladores sobre este asunto, con datos del Eurobarómetro.

La primera conclusión es que los europeos se sienten más incómodos con la presencia de un musulmán en la familia que en el caso de un judío, un negro o, en menor medida, un asiático. Sólo un 50% de los europeos se sentiría cómodo si su hijo o hija tuviera como pareja a un musulmán, mientras que en el caso de asiáticos y judíos el porcentaje aumenta al 69%. Con las personas de color, el porcentaje se sitúa en el 64%.

En el caso de los musulmanes, británicos, irlandeses, suecos y franceses son los que ven con mejores ojos una pareja musulmana para uno de sus descendientes (entre el 60 y el 69% de apoyo. En el caso de España, el porcentaje de aceptación está entre el 50 y el 59%. En cambio, es inferior a la mitad en todo el este de Europa, siendo la República Checa y Eslovaquia los países con más reparos: solamente entre el 10 y 1el 19% de sus ciudadanos se sentirían cómodos si un musulmán fuera pareja de su hijo o hija.

En general, checos y eslovacos son los más intolerantes en este sentido, puesto que en ninguno de los cuatro casos superan el 39% de aceptación. En el caso de los judíos, británicos, neerlandeses, franceses y suecos son los más tolerantes (80-89%), mientras que eslovacos y chipriotas (20-29%) son los que peor opinión tendrían. En el caso de los judíos, sólo letones, checos, rumanos, griegos y los citados chipriotas y eslovacos tienen una aceptación menor del 50%.

En el caso de los asiáticos, los resultados son parecidos. Sólo chipriotas, griegos, búlgaros, letones, checos y eslovacos (en especial estos tres últimos países) tienen una aceptación menor del 50%. Los que ven con mejores ojos a los asiáticos son los suecos (90-100%), seguidos de daneses, británicos, neerlandeses, franceses y españoles (80-89%).

Finalmente, en el caso de las personas de raza negra, chipriotas, griegos, rumanos, húngaros, letones, lituanos, estonios y, sobre todo, búlgaros, checos y eslovacos son los que ven con peores ojos a un novio o novia de origen subsahariano. En cambio, británicos, neerlandeses, daneses y suecos tienen una aceptación de entre el 80 y el 89%. En el caso de España, el porcentajes del 70 al 79%.

Clica para ampliar