Hay muchos motivos por los que puede modificarse el precio final de una póliza. Entre ellos se encuentra el hecho de aparcar tu coche en garaje o en la calle, según cuenta el portal de seguros Arpem.com. Algunas aseguradoras consideran este elemento como influyente. En el segundo caso consideran que el coche tiene más probabilidades de sufrir algún percance.

Por eso, en algunas pólizas se puede reducir hasta un 5% el precio de la prima si tu vehículo pasa el día y la noche en un garaje, fuera de posibles roces o robos, más fáciles si tu coche o moto está a la intemperie.

En el caso de los seguros a terceros no se considera como opción ya que no se indemniza en ningún caso por los daños que pueda sufrir el coche.