El azúcar, como muchos otros alimentos de uso cotidiano, está rodeado de creencias aceptadas por la mayoría que suelen ser falsas. Recientemente hemos conocido la existencia de un estudio científico que revela la relación entre el azúcar y la proliferación del cáncer. Es precisamente esto, estudios, evidencias o causalidad directa, lo que falta en las siguientes creencias populares sobre el azúcar recogidas desde webs espacializadas como Science Alert y Buena Vida.

Provoca caries

El azúcar no es una causa directa de caries, aunque sí puede propiciarlas con un consumo excesivo como muchos alimentos con componentes ácidos. Los estudios hasta la fecha solo demuestran que las caries son provocadas por los ácidos en algunos alimentos.

Provoca diabetes

Como en el anterior caso, el azúcar no es una causa directa. Esta creencia se basa en que, como otros alimentos, puede provocar obesidad, que sí está demostrado que es causa directa de diabetes.

Es mejor el azúcar moreno

Todos los tipos de azúcar son iguales, por lo que esta diferenciación en base a si es más saludable un tipo que otro carece de sentido. Todas son productos con un alto índice glucémico y sus efectos son muy similares.

Es adictiva como la droga

Los niveles de azúcar en sangre fluctúan con mucha rapidez por lo que es fácil que cuando son bajos el cuerpo demande más aporte de energía por esta vía. Algo muy lejos de lo que se estima como adicción a una droga. Un estudio publicado en la Neuroscience & Biobehavioral Reviews confirma que ningún alimento tiene la capacidad de desencadenar una adicción real.

Fomenta hiperactividad en niños

Varios estudios, como el realizado por la universidad de Ciencias de la Salud de Oklahoma o el del departamento de pediatría de la universidad Vanderbilt, desmontan este mito.

Los mejor es optar por edulcorantes artificiales

La stevia, la sacarina o el aspartamo no aportan lo mismo al organismo que el azúcar y pueden provocar un 'engaño' al cerebro que provoque mayor consumo de estos sustitutivos.