Llega ya el SIMA de Otoño; y lo hace en un buen momento del sector inmobiliario. Esta feria inmobiliaria se celebra del 27 al 29 de octubre en el pabellón número 1 de la feria de Madrid. SIMA Otoño prevé comercializar más de 10.000 viviendas, cifra que supone el 15% del total de los inmuebles que se construyen en España al año.

Según los organizadores del salón, más del 60% de la oferta residencial que saldrá a la venta se encuentra en la Comunidad de Madrid. En concreto, de este porcentaje algo menos de la mitad se localiza en la capital. La vivienda en costa "sigue recuperando cuota de mercado", aunque todavía se encuentra "muy lejos" de los niveles alcanzados durante el 'boom' inmobiliario.

La segunda residencia supondrá el 25% de las ventas, seis puntos más que hace un añoEn esta edición de SIMA Otoño, la segunda residencia supondrá cerca del 25% de las ventas, seis puntos más que en la misma edición del año anterior. Otro dato significativo, según SIMA, es que el 26% de las viviendas que se comercializarán han sido calificadas por los propios expositores de la feria como "producto de inversión".

Así, los organizadores del salón han asegurado que se trata de un porcentaje que es casi tres veces superior al de la edición del pasado año, lo que "confirma el creciente atractivo del producto residencial como alternativa de inversión". En concreto, el producto residencial como alternativa de inversión está vinculado a la vivienda de costa, "donde la recuperación de los precios todavía no ha alcanzado los mismos niveles que en las zonas urbanas".

Casi el 85% de las viviendas que se comercializarán en SIMA Otoño estarán en régimen de promoción, mientras que el 9% estarán en cooperativas y el 6% en régimen de comunidad de propietarios, valores similares a los de 2016. Según los organizadoores de la feria, hay una estabilidad equitativa entre la proporción de obra nueva y de segunda mano, "que sigue mostrando la clara recuperación de la actividad residencial".

De esta obra nueva disponible, la práctica totalidad se encuentra todavía en fase de construcción, por lo que en SIMA Otoño nueve de cada diez viviendas que se comercialicen se venderán sobre plano, lo que, según los organizadores, muestra "otra seña de identidad del nuevo ciclo en el que ha entrado el sector inmobiliario español".