La isla de Taiwán, en el extremo oriente de Asia, es un paraíso para los amantes del turismo verde y activo. Este territorio de la República de China, conocido antiguamente como la Isla de Formosa, cuenta con cinco cordilleras montañosas dispuestas de norte a sur que se culminan con el pico Yushan, de 3952 metros de altitud.

Taiwán es uno de los países más montañosos de la tierra. En sus paisajes se combinan estampas de impresionantes acantilados, montañas altas, y coloridos corales o islas volcánicas que contrastan con ciudades del Siglo XXI en la que se respira la fusión de diversas culturas. Este territorio asiático cuenta con una gran riqueza ecológica y sus montes y reservas forestales están muy bien adaptadas para que los amantes del turismo activo disfruten de los deportes al aire libre.

La 'Formosa 900' propone recorrer 900 kilómetros en 9 díasLas rutas en bicicleta por las montañas de Taiwán son recomendables durante todo el año fuera de la época de lluvias. En octubre tiene lugar el Fiestival de Ciclismo de Taiwán, cuyo evento principal es el 'Taiwan KOM Challenge'. Se trata de una ruta que incluye gran variedad de paisajes increíbles que se combinan con una experiencia cicloturística única. En ella se pasa de la altitud cero de Qixigtan, en Haulien, hasta los 3.275 metros de la montaña de Hehuan.

Un mes más tarde, en noviembre, los amantes de la bicicleta pueden acudir también a otro evento del Festival de Ciclismo de Taiwán, la ruta 'Formosa 900'. Esta cita, que aglutina a ciclistas de todo tipo, propone a sus participantes recorrer la isla en un ruta por equipos cuyo objetivo es alcanzar los 900 kilómetros de recorrido en 9 días.

En el mismo marco, la isla celebra también el 'Sun Moon Lake Come! Bikeday' destinado a ciclistas no profesionales. Se trata de una ruta de 30 kilómetros alrededor de un lago en la que los deportistas tienen la posibilidad de contemplar cuatro de los principales templos de la isla como son los de Xuanguan Temple, Xuazang Temple, Wenwu Temple y el Longfeng Temple.

'Rafting', 'kayaking' o a pie

Para los amantes del turismo activo que no estén dispuestos a subirse a una bicicleta, Taiwán ofrece una extensa red de parques nacionales y reservas forestales equipados con senderos y caminos que permiten a nacionales y visitantes descubrir la grandeza de sus parajes naturales y conectar con la parte más verde de Asia.

Pero además de disfrutar de las montañas, Taiwán también ofrece a sus visitantes la posibilidad de sumergirse en una aventura acuática y practicar rafting o kayaking. El río más popular de la isla es el Xiugulan, con 104 kilómetros de longitud y situado en la parte oriental del país. En él se puede realizar una ruta de 24 kilómetros que comienza en Ruisiu y finaliza en el puente Changhong.