La compañía rusa de seguridad informática Laboratorio Kaspersky ha informado de que ha detectado cerca de 200 ataques con el virus encriptador BadRabbit, que exige en pago de un rescate para desbloquear los ordenadores que infecta.

"La mayoría de las víctimas (de virus) se encuentran en Rusia. Un menor número de ataques se ha registrado en Ucrania, Turquía y Alemania", se afirma en comunicado de la empresa, una de las líderes del sector.

Entre los afectados por el BadRabbit se encuentra la agencia de noticias rusa Interfax, que desde el martes tiene suspendido su servicio regular a los abonados y ha tenido que recurrir a diversas redes sociales para difundir sus despachos.

También han denunciado ataques con el virus encriptador el metro de Kiev y el aeropuerto de la ciudad ucraniana de Odessa.

Según los expertos, la propagación del BadRabbit se produjo a través de páginas web de medios informativos. Los autores del ataque informático exigen el pago de 0,05 bitcoines (unos 238 dólares) por desbloquear los ordenadores infectados.

El ministro de Telecomunicaciones de Rusia, Nikolái Nikíforov, llamó a no dramatizar la situación, en declaraciones formuladas en Ereván, donde participa en una reunión intergubernamental de la Unión Eurasiática.

"Estos ataques ocurren constantemente. Yo no dramatizaría. Generalmente tratamos de ver detrás de estos ataques a un grupo delictivo organizado, pero con frecuencia se trata simplemente de un problema de insuficiente cultura de seguridad informática", dijo Nikíforov, citado por la agencia rusa RIA Nóvosti.