En las últimas semanas, hemos comprobado cómo los últimos móviles del mercado llegaban con unos precios que hace pocos años nos hubiesen parecido una locura. Un caso claro es el de los iPhone 8 y iPhone X, a través de los cuales hemos visto una tendencia clara al alza de precios que es seguida por sus más directas competidoras, como el caso de Samsung.

De hecho, uno de ocho smartphones vendidos en Europa ya cuesta más de 770 euros (900 dólares, aproximadamente), según se desprende del último informe de GfK, del que se hacen eco en Andro4All.

Este encarecimiento en el precio ha supuesto, en el tercer trimestre de 2017, una subida del 7% respecto al mismo período de 2016, un período que suele coincidir con el lanzamiento al mercado de nuevos modelos de las compañías punteras en el sector. En 2016, esta cifra era de uno de cada 16

¿Quién tiene la culpa de esta subida récord en los precios de los móviles? El informe deja claro que el consumidor está cada vez más dispuesto a pagar los elevados precios del mercado. En este tercer trimestre de 2017 donde se producía esta subida de precios sin precedentes, en el mundo se vendían 366,6 millones de smartphones, también una cifra récord hasta ahora.

Latinoamérica lidera la subida en ventas, con un aumento del 11% respecto a 2016. En Europa, el valor medio de los dispositivos vendidos ha crecido un 4%, lo que también supone una preferencia del usuario por dispositivos de alta gama.