El Abadía Retuerta LeDomaine, ubicado en la localidad de Sardón, en Valladolid, presume de nuevo de ser el mejor hotel de España... y de toda la península ibérica. Es la distinción que le han otorgado en la 30 edición de los Premios Readers’ Choice de Condé Nast Traveler. Este espacio, situado en una abadía restaurada del siglo XII, ha obtenido una puntuación de 97.94, en base a las calificaciones y comentarios de los usuarios.

Ya el año pasado, este hotel fue nombrado mejor hotel de España por el portal TripAdvisor. Un jurado compuesto por huéspedes internautas pudo votar a su candidato favorito al premio de los mejores a través de este portal. Pensaron lo mismo los gourmets españoles. El Abadía Retuerta LeDomaine fue premiado en la categoría 'mejor hotel de España' por el Premio Club de Gourmets 2016 otorgado por la revista Club de Gourmets. También el diario británico The Telegraph lo situó entre los 50 mejores hoteles del mundo.

El hotel, que data de 1146 y fue inaugurado en 2012 tras una completa restauración, se integra en una finca de 700 hectáreas de superficie ubicada en el corazón de la región vinícola del Duero, a pocos kilómetros de la mítica Vega Sicilia. En este espacio también está la bodega Abadía Retuerta, que combina antiguas tradiciones vitivinícolas con la última tecnología y distintos criterios de sostenibilidad.

Sus instalaciones incluyen 30 lujosas habitaciones, y LeDomaine Wellness & Spa, donde se aplican innovadoras terapias de bienestar personalizadas. Sauna finlandesa, baño de vapor, hidromasaje, sala de relajación con vistas a los patios interiores y duchas con aromas esenciales de mango, pino y menta son algunas de las prestaciones que ofrece.

Su restaurante, el comedor original de la abadía, tiene una estrella MichelinEl Refectorio, el comedor original de la abadía con techo abovedado gótico y un fresco del siglo XVII, es en la actualidad un restaurante con una Estrella Michelin en el que se ofrecen dos menús degustación que varían según los productos de temporada.

Tampoco falta la Vinoteca, donde se sirven platos y tapas preparados con ingredientes autóctonos, maridados con los vinos de Abadía Retuerta. En el Jardín del Claustro se pueden degustar platos de temporada, desde ensaladas a carnes a la brasa, al aire libre en los meses de primavera y verano.

Todo ello se completa con otros atractivos como servicio de mayordomía las 24 horas, rutas a pie, en bici o a caballo por la finca, visitas a la bodega, paseos en helicóptero sobrevolando la Ribera del Duero y exhibiciones de cetrería, entre otras cosas.