El cine ha tratado en numerosas ocasiones el tema de los tiburones asesinos. Por eso, en la psique colectiva se ha creado una especie de terror cerval a un ataque de estos animales. Por eso, una broma pergeñada en el Museo Internacional del Espía de Chicago destaca por su crueldad.

En el museo se simula la existencia de un gran acuario, con un escualo en su interior. En un vídeo que se ha hecho viral y que recoge Gizmodo, un joven se acerca al supuesto estanque y de repente, el tiburón ataca y resquebraja el vidrio, provocando tal susto en el joven que cae de espaldas.

En realidad, ni siquiera es un acuario, sino una pantalla de alta definición.

El protagonista del vídeo, Gregory Heinzman, ha contado al Huffington Post que en la pantalla "decía 'toca bajo tu propio riesgo' en lo que parecía ser un tanque de tiburones, así que lo hice con cuidado". Heinzman se llevó un susto de muerte cuando se produjo el momento en el que uno de los escualos parecía romper la pantalla para atacarle, un vídeo que se ha viralizado en las redes, sumando más de 1,4 de visualizaciones en apenas cuatro días.