Igual que los valencianos alzan la voz cuando la paella no se ajusta a los parámetros correctos, en Estados Unidos se ha armado un buen revuelo por el emoji de hamburguesa que muestra Google.  ¿El motivo? La ubicación de la loncha de queso, que aparece directamente sobre la base del pan y debajo de la carne y del resto de ingredientes.

En todos los demás emojis de otras marcas: Samsung, Facebook, Microsoft... el queso aparece siempre sobre la carne, como piden los puristas.

El detonante fue un tuit del escritor y analista Thomas Baekdal, que hacía un guiño a la rivalidad entre Google y Apple mostrando los emojis de hamburguesa de ambas compañías.

Google se lo ha tomado muy en serio y su CEO, Sundar Pichai, ha asegurado que tomarán medidas de inmediato para solucionarlo.

Y la ubicación del queso ha servido para iniciar un debate sobre los ingredientes que debe tener una hamburguesa ortodoxa y en qué orden. ¿Dónde colocar el tomate? ¿Y la cebolla?

A Apple le están indicando ya de paso que la lechuga no se pone abajo del todo, aunque en este asunto de dónde ubicar los vegetales no parece haber un consenso claro entre los usuarios de redes sociales.

Y a Facebook además le están echando en cara ser un tacaño con las semillas de sésamo que tiene la hamburguesa de su Messenger.