España tiene la segunda tasa de paro más alta de la UE y, sin embargo, se permite el lujo de no gastar todo el dinero que los fondos europeos nos otorgan para recolocar a parados. Lo demuestran las cifras publicadas este martes por Bruselas. En concreto, España reembolsó a la Comisión Europea más de 1,3 millones de euros en 2015 y 2016 no utilizados de ayudas solicitadas del Fondo de Ajuste a la Globalización de la UE en 2011 para recolocar a personas que perdieron su empleo por la crisis económica y el cierre y deslocalización de empresas por efectos de la globalización.

España devolvió 564.932 euros, el 43,5% de los cerca de 1,3 millones de euros del Fondo concedidos para ayudar a recolocar a 1.106 parados del sector del metal en el País Vasco. Las ayudas europeas beneficiaron a 366 personas, según los datos del informe sobre las intervenciones del Fondo en 2015 y 2016.

Las autoridades españolas también devolvieron 411.040 euros no utilizados, el 20,3% de los 2,03 millones de euros otorgados para ayudar a 878 personas que perdieron su empleo en el sector del metal en la comunidad de Galicia a encontrar otro empleo o formarse para otra actividad profesional. En este caso, 454 personas fueron beneficiadas por las ayudas europeas.

España también devolvió 145.466 euros equivalentes al 11,2% de los 1,3 millones concedidos para ayudar a recolocar a 788 trabajadores que perdieron su empleo en el sector de la construcción en Aragón. Las ayudas del fondo beneficiaron a 320 personas. Igualmente, se devolvieron devolvió 100.452 euros, el 6,1% de algo más de 1,6 millones otorgados del Fondo para ayudar a recolocar a 1.138 parados del sector de la construcción en la Comunidad Valenciana. Las ayudas europeas, solicitadas en 2011, beneficiaron finalmente a 423 personas.

De los casi 143 millones concedidos, los Estados de la UE devolvieron el 42,4%Finalmente, España reembolsó al presupuesto comunitario 108.254 euros no utilizados, el 6,6% de los 1,6 millones de euros concedidos para recolocar a 876 trabajadores que perdieron su empleo en el sector del calzado en Valencia. Las ayudas europeas beneficiaron en este caso a 423 personas.

Se trata de cinco de 34 casos de ayudas solicitadas años atrás en 14 países (España, Dinamarca, Francia, República Checa, Bélgica, Irlanda, Grecia, Portugal, Países Bajos, Suecia, Italia, Finlandia, Rumanía y Polonia) que se resolvieron en 2015 y 2016 para tratar de ayudar a recolocar a 42.695 personas que perdieron su empleo.

Según los datos publicados, un total de 24.778 personas se vieron beneficiadas por ayudas del Fondo, que concedió casi 143 millones de euros aunque los Estados miembro reembolsaron 60,6 millones de euros, el 42,4% del total. España, con casi 47,8 millones de euros que han beneficiado a 14.468 trabajadores y 'ninis', es el sexto país más beneficiado por el Fondo entre 2007 hasta finales de 2016. Sólo Francia (89,8 millones), Irlanda (67,7 millones), Dinamarca (63,7 millones), Italia (60,5 millones) y Alemania (52,9 millones) han recibido más ayuda del fondo.