Optar por un móvil barato no tiene por qué significar necesariamente que sea un terminal malo, de hecho hace poco repasábamos aquí algunos de los mejores terminales del mercado por menos de 100 y 200 euros y también los que actualizarán la última versión de Android.

Sin embargo, es cierto que muchos sufren deficiencias que limitan su uso. Desde Andro4All detallan las principales, destacando su potencia insuficiente en aquellos que optan por procesadores de gama baja (no así en los que llevan Snapdragon 400) o una RAM de 2 GB, una cifra que ya no ofrece buen rendimiento para un usuario medio que use redes sociales y algunas apps más.

El apartado multimedia es otro donde se aprecian estas deficiencias, sobre todo en terminales de más de 5 pulgadas de pantalla que optan por resoluciones HD.

Otro aspecto es el de la cámara, cada vez más importantes en el mundo de los móviles, las cuales en la gama baja adolecen en aspectos como la calidad de las imágenes obtenidas.

La competencia de los fabricantes chinos se ha vuelto muy agresiva y por alrededor de 200 euros están dejando muy atrás los terminales que por ese precio ofrecen otros fabricantes lo que está provocando que la gama baja también se encarezca por encima de las prestaciones que ofrece, no en vano hace poco veíamos que el precio de los móviles se ha encarecido de forma notable este 2017 y que los usuarios optan, cada vez más, por la gama alta.