Cataluña perderá 2,7 puntos del PIB si la crisis política actual continúa y se agudiza en 2018, según un informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) hecho público este viernes.

Según este informe, la crisis institucional restará 0,7 puntos porcentuales al crecimiento del PIB en Cataluña en 2018 y llegará hasta un máximo del 2,7 puntos si el escenario empeora "deteriorando su situación fiscal".

Para realizar este informe sobre la inestabilidad política e institucional de Cataluña, la AIReF ha valorado el aumento de la incertidumbre que afecta al conjunto de España y la pérdida de confianza en la economía catalana. En el escenario central de resolución a corto plazo y manteniendo las entregas a cuenta acordadas en julio, la AIReF estima que sería "factible" el cumplimiento del déficit público en Cataluña.

Pero, si se actualizan las entregas a cuenta conforme al crecimiento del 2,3% contemplado en el plan presupuestario, el cumplimiento del objetivo de déficit en Cataluña sería "improbable". La AIReF también contempla un escenario de riesgos "en su máxima extensión" en el que el cumplimiento del objetivo de déficit "sería muy improbable" con independencia de las entregas a cuenta.

Su efecto sobre le economía española también será importante. Tal y como explicaba la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) hace dos semana, la crisis institucional en Cataluña restará 0,4 puntos porcentuales en el crecimiento del PIB de España en 2018 en un escenario central, y hasta 1,2 puntos en un escenario de riesgos a la baja si se agudiza y prolonga la crisis institucional.

Por su parte, el Banco de España publicó ayer un informe en el que prevé un impacto en el PIB de España de entre tres décimas y 2,5 puntos entre finales de 2017 y 2019 si persiste la crisis política en Cataluña.