¿Te has parado a pensar alguna vez si todo lo que subes a las redes sociales deja de ser tuyo cuando lo haces? Parece ser que lo primero que contestamos es que sí, pero realmente no es así...

Según la RAE, una red social es una "plataforma digital de comunicación global que pone en contacto a gran número de usuarios". Es un entorno público en el que existe comunicación y relaciones; haciendo hincapié en "público", puesto que todo lo que subes (imágenes, vídeos, textos...), lo puede ver y leer cualquiera, a no ser que tengamos una cuenta privada.

Tengamos nuestra cuenta abierta o cerrada, ¿es nuestro el contenido que subimos? Sí, somos dueños legítimos de todo el contenido que subimos, pero hay algunos matices, ya que no son nuestros los derechos de explotación, como explica El Español.

Las redes sociales tienen derecho a hacer lo que quieran con lo que tú compartes

Cuando subes un contenido de manera pública, cedes los derechos de explotación y nunca podrás pedirles réditos económicos a cambio. Ahora bien, siempre y cuando mantentan la propiedad de nuestro contenido. Es decir, todas las redes sociales mantienen al autor del contenido como su propietario, pero especifican que el uso de todo el contenido publicado pertenece a la empresa que ofrece el servicio.

Esto no significa que la red social se lucre directamente de tu imagen como soporte para una campaña publicitaria, por ejemplo, pero sí que puede utilizarla para promocionar sus servicios.

"Una red social se basa en los contactos entre personas, por lo que necesita utilizar lo que subimos para que aparezca en los muros y timelines de los usuarios, sin que esto cierre la puerta a la utilización económica del contenido, ya que legalmente están autorizadas para ello", explica El Español.

Cada vez que abrimos una cuenta en alguna red social nos hacen aceptar una serie de términos y condiciones, donde se nos indica, como es el caso de Facebook, que "nos concedes una licencia no exclusiva, transferible, con derechos de sublicencia, libre de regalías y aplicable en todo el mundo para utilizar cualquier contenido de PI (con propiedad intelectual) que publiques en Facebook o en conexión con Facebook". O lo que es lo mismo, el contenido es tuyo, pero pueden hacer lo que quieran con él.