Los permisos para construir nuevas viviendas mantienen en lo que va de 2017 la senda al alza y encadenan tres años consecutivos en positivo. Los visados autorizados de obra nueva para uso residencial en España se situaron en 53.977 unidades en los primeros ocho meses de 2017.

Según datos del Ministerio de Fomento, esta cifra de permisos supone un aumento del 26% en comparación con el periodo de 2016 (42.869 unidades).

Hasta agosto ya se ha pedido permiso para levantar 53.977 viviendasDe la cifra total de visados hasta agosto de 2017, 40.773 fueron de pisos en bloque (con una subida interanual del 28,4%) y 13.178 de viviendas unifamiliares, con un aumento anual del 18,6%. Además, se solicitaron 26 permisos para otro tipo de edificios no destinados a viviendas familiares.

En 2016, los visados subieron un 28,9% después de que lo hicieran un 42,5% en 2015, con lo que se consolidó la recuperación iniciada en 2014, ejercicio en que se rompió con siete años consecutivos en negativo al repuntar un 1,7%.

Este indicador del mercado inmobiliario, los permisos para construir nuevas viviendas, marcó en 2013 un mínimo histórico (34.288 unidades), cifra que desde el máximo alcanzado en 2006, con 865.561 visados, suponía un desplome del 96%.