El precio de la vivienda ha subido en Cataluña el 6,1% en octubre respecto al mismo mes de 2016, lo que, según el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, supone un "brusca" ralentización respecto a lo ocurrido desde junio, cuando, según el sector, los precios crecían en la Comunidad a doble dígito.

Según datos del sector, en junio los precios de la vivienda en Cataluña subieron el 11,3%, en julio el 12%, en agosto el 11,6% y en septiembre el 10,6%. En toda España, según los datos oficiales de Fomento, los precios subieron en el primer semestre una media del 5,6%, aunque en autonomías como Madrid y Cataluña se elevó al 10,9 y al 9,3%, respectivamente, ha explicado De la Serna durante la presentación de un observatorio sobre alquiler.

Estos datos, ha señalado, ponen de manifiesto un frenazo en Cataluña, como ya temía el sector que ocurriría por la inestabilidad política. De la Serna ha explicado que donde fundamentalmente sufre el mercado inmobiliario en momentos de inestabilidad es en la financiación, sobre todo en la extranjera, que estaba aportando más que la nacional y que ante la inseguridad jurídica se plantea si es el momento adecuado de seguir aportando crédito.

Esta inestabilidad implica también que se ralenticen promociones ya en marcha y que se retrase el inicio de otras, ha añadido el ministro, quien ha apuntado que estas cuestiones tendrán una mayor repercusión en el mercado a medida que pasen los meses. "La principal preocupación del sector era que se ralentizaran proyectos en marcha, que no se lanzaran nuevos y que la financiación extranjera se frenara", ha insistido el ministro.

Engel & Völkers lo confirma

Precisamente este lunes la inmobiliaria Engel & Völkers asegura en un comunicao que la crisis política en Cataluña ha hecho que las personas interesadas en vender un piso en Barcelona no exijan ahora "un sobreprecio" al comprador, sino que estén dispuestos a cerrar la transacción a precios de mercado.

El director general de esta inmobiliaria en Barcelona, Oriol Canal, ha opinado que la incertidumbre política en Cataluña puede hacer que el alza de precios del 22% en las zonas más demandadas de Barcelona que se estaba registrando "pueda moderarse hasta el 4%".

"Los precios en la capital catalana estaban subiendo de manera excesiva, hasta un 22% en las zonas más demandadas, y muchos vendedores ya descontaban subidas similares o superiores para el próximo año", ha asegurado.

Sin embargo, "la incertidumbre durante el mes de octubre ha alejado el componente especulativo de estos vendedores, que ahora están dispuestos a vender al precio de mercado y ya no exigen un sobreprecio del 20%", ha añadido.

A juicio de esta inmobiliaria —bien posicionada en el segmento de la vivienda de alto standing— esta corrección de los precios de venta puede "alargar el ciclo de bonanza, sentando las bases para un crecimiento más sostenido en el tiempo con una demanda más sana y sólida".