El PSOE ha registrado este lunes una proposición no de ley en el Congreso en la que denuncia serias limitaciones en el acceso a métodos anticonceptivos e insta al Gobierno a revisar los criterios de prescripción y precio de los nuevos medicamentos anticonceptivos.

El grupo parlamentario pide asimismo evaluar y actualizar en un plazo de seis meses la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva, en colaboración con las comunidades autónomas, sociedades científicas, profesionales y organizaciones sociales.

Al respecto solicita desarrollar y dotar presupuestariamente esta estrategia, haciendo hincapié "en las necesidades de personas con circunstancias vitales especiales o en situación de vulnerabilidad" como adolescentes, personas con discapacidad, población LGTBI, inmigrantes o víctimas de violencia sexual.

En un comunicado, la portavoz adjunta de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, Miriam Alconchel, reclama introducir el enfoque de género en la salud pública, para lo que piden recuperar el Observatorio de Salud de las Mujeres.

Anticonceptivos con cargo al Sistema Nacional de Salud

Por otro lado, denuncia que "existen serias limitaciones de acceso a métodos anticonceptivos", por lo que solicitan "revisar los criterios de prescripción, seguridad y precio de los nuevos medicamentos anticonceptivos con beneficios añadidos". Piden su incorporación o reincorporación a la financiación con cargo al Sistema Nacional de Salud.

La proposición no de ley señala "las grandes diferencias territoriales en el acceso a la práctica de la interrupción legal del embarazo dentro de la sanidad pública", a las técnicas de reproducción asistida y la falta de planes de prevención, de educación sexual o de campañas de promoción de la salud en este ámbito.

También proponen la realización de una encuesta sobre salud y hábitos sexuales en España

También lamenta "el abandono en el que se encuentran las mujeres inmigrantes en situación irregular a las que la reforma sanitaria del PP dejó fuera del sistema de salud".

Por último, el texto propone la realización de una encuesta sobre salud y hábitos sexuales en España, "que proporcione información sobre el estado de salud sexual de la población española".

La Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva fue introducida en octubre de 2010 y desde entonces "no ha sido renovada", según indican los socialistas,que denuncian que tampoco "se han llevado a cabo las evaluaciones bienales ni el informe anual de situación previsto en la ley".