Gregorio Serrano, Director General de Tráfico del Ministerio del Interior, ha anunciado recientemente en su twitter (información abajo) que han invertido 860.310 euros en comprar radares láser portátiles para los motoristas de la Guardia Civil.

En total son 60 cinemómetros láser portátiles los que se han podido comprar con ese presupuesto.

El objetivo, según el director de la DGT, es evitar los 300 muertos por velocidad que hubo en las carreteras españolas en 2016.

De momento la DGT ha mostrado que se utilizarán estos radares de forma fija a través de trípodes y aún no ha dado a conocer si los motoristas de la Guardia Civil lo utilizarán mientras que están en marcha.

La contestación de los usuarios

Tras la publicación del tweet muchos usuarios de la red social han criticado la medida.

Algunos indican que es mejor invertir más en educación vial y "menos radares en rectas".

También han criticado el mal estado de algunas carreteras españolas.

Incluso le recriminan que este tipo de medidas solo sirven para recaudar dinero.

Hay quien sugiere quitar el carné a los mayores de 80 años.

Un motorista recrimina que los guardarraíles matan y que deben adaptarse a aquellos que van en moto.

Además de este presupuesto destinado a radares, también se han invertido 600.000 euros para reponer chaquetones y ropas de agua, según informa en otro tweet Gregorio Serrano.