Las huelgas se recrudecen en el metro de València se prolongarán hasta mediados de enero, con impacto en las semanas de Navidad y Reyes. Los sindicatos SIF, UGT, CCCOO y SCF han convocado nuevos paros en Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) del 14 de noviembre de 2017 hasta el 12 de enero de 2018.

Alegan "falta de participación" en la elaboración de la Ley Valenciana de Seguridad Ferroviaria que actualmente tramitan Les Corts y en la negativa de la dirección a negociar "condiciones de seguridad" de los empleados que "repercuten en la seguridad del servicio".

Este lunes hubo huelga de 24 horas en Metrovalencia, con aglomeraciones en los andenes y retrasos, y durante toda esta semana los paros afectan al tranvía. Las nuevas movilizaciones han sido convocadas en los servicios de FGV de las provincias de València y Alicante, por lo que afectarán al metro y tranvía de València y al Tram de Alicante.

Los sindicatos también justifican estas convocatoria por "la negativa" de la dirección de FGV de negociar todas aquellas materias que afectan a las condiciones de trabajo, formación, habilitaciones, reconocimientos médicos y régimen disciplinario de los colectivos de FGV relacionados con la circulación: maquinistas, reguladores de puestos de mando, jefes de estación y factores de circulación. "Estas condiciones de seguridad afectan al personal relacionado con la circulación y repercuten en la seguridad del servicio", han advertido.

En esta línea, han señalado que la dirección de FGV "no ha querido negociar" a la última propuesta presentada por este comité el pasado 19 de octubre sin haberles convocado hasta ahora a una reunión. Al respecto, han recalcado que la conselleria "no debería elaborar" una ley de seguridad ferroviaria de la Comunitat Valenciana "sin contar" con el personal ferroviario.

Así, la próxima semana los paros se han convocado el martes 14 y el jueves 16 entre las 13.30 horas y las 15.30 horas; y el domingo de 7.00 a 9.00 y de 13.00 a 15.00 horas.

Respuesta de la empresa

El director gerente de FGV, Juan Andrés Sánchez Jordán, considera que estas huelgas "representan un gran perjuicio, principalmente, para los viajeros, para las empresas donde trabajan, para estudiantes y clientes que necesitan el servicio público para su movilidad cotidiana".

"Las convocatorias de huelga, considerando además el porcentaje de servicios mínimos fijados, están planteadas de forma que dañan considerablemente a los clientes, en comparación con los efectos que sufren quienes las secundan", añade Sánchez Jordán.

FGV mantiene paralizada la negociación del convenio colectivo mientras no sean desconvocados los paros. "No obstante, en las comisiones de conflicto planteadas, se intenta alcanzar vías de acuerdo sobre las dificultades reseñadas por los trabajadores y que se ponga fin a las huelgas", apunta Sánchez Jordán.

Para el director gerente de FGV, "no se puede utilizar a los usuarios del transporte público mientras se está negociando el convenio colectivo" y ha lamentado la "intransigencia que han demostrado los sindicatos porque a pesar de haber llegado a acuerdos en la mayoría de los puntos planteados en las huelgas, no las desconvocan". Por ello, ha pedido que "desconvoquen las huelgas y se sienten a negociar dentro del proceso normal del convenio colectivo".