El expresidente del Gobierno José María Aznar ha asegurado este miércoles que "no es responsable" de la trama de corrupción Gürtel en la que se ha visto implicado el PP, ni tampoco de la llamada Caja B del partido, si bien ha puntualizado que "no se siente indiferente" ante el daño causado.

Aznar ha afirmado que él no se ocupaba de la administración ordinaria del PP y que "tenía muy poca relación" con personas vinculadas con la trama Gürtel, como su cabecilla, Francisco Correa.

"No me siento responsable, pero no me siento indiferente", ha resumido el exjefe del Ejecutivo en declaraciones a la Cadena SER.

Aznar ha dicho comprender que haya ciudadanos "profundamente irritados y molestos y que no estén dispuestos a perdonar" y ha confesado que le causa "mucha perplejidad y dolor pensar" que haya personas con las que coincidió durante su etapa al frente del PP que se hayan visto involucradas en casos de corrupción.

No obstante, ha insistido en que "no era responsable de eso", ya que en septiembre de 2003 delegó la dirección del partido en su sucesor, Mariano Rajoy, y que fueron otros los que asumieron la gestión interna del PP.

En el caso de Rodrigo Rato, también envuelto en varios casos de corrupción, Aznar ha dicho no arrepentirse de que tuviera cargos en su Gobierno. "Por hacerle vicepresidente y ministro, seguro que no me equivoqué", ha manifestado el expresidente del Gobierno.