El actor George Clooney ha alcanzado la cima como uno de los actores mejor pagados de Hollywood. En una entrevista con The Sunday Times, el ganador de dos Oscar piensa ya en su retirada.

Y el motivo tiene que ver con el dinero. En concreto, porque tiene suficiente dinero para vivir el resto de su vida: "La interpretación me pagaba el alquiler pero ahora he vendido mi compañía de tequila por 1.000 millones de dólares. No necesito el dinero", asegura.

A sus 56 años, Clooney asegura que no ha perdido un ápice de ilusión por lo que hace, pero cree que lleva "actuando mucho tiempo. Ya no soy el galán que se lleva a la chica", bromea.

A pesar de estas declaraciones, el veterano intérprete asegura que seguirá actuando en películas con papeles que merezcan la pena: "Si me ofrecen un personaje como el de Paul Newman en El veredicto lo haré, pero no hay tantos", recalca.