La mayor playa artificial de Europa estará en España. Sólo hay que esperar tres años. El grupo constructor Rayet invertirá 15,6 millones de euros para promover la mayor playa artificial urbana de Europa en la localidad de Alovera (Guadalajara), a 40 minutos de la capital. Se tratará de un enorme lago artificial de 25.000 metros cuadrados, una playa con chiringuitos, una zona para practicar deportes náuticos, y un gran parque acuático.

De hacerlo realidad se encargará la multinacional especializada en playas artificiales Crystal Lagoons, que creará una laguna artificial de color turquesa junto a una playa artificial de 15.000 metros cuadrados. El complejo se va desarrollar en unos terrenos dotacionales de unos 105.000 metros cuadrados propiedad del Ayuntamiento de Alovera y su objetivo es impulsar el panorama local de una forma revolucionaria.

Alovera Beach contará con cinco zonas diferenciadas, pero integradas. Una lámina de agua y playa, con zonas separadas de navegación y baño; equipamiento deportivo y de entretenimiento (tirolinas, pista de voley, zona infantil y gimnasio al aire libre); torres de toboganes y piscinas infantiles; escuela de vela y deportes náuticos (kayak, vela y paddle surf, entre otros); y servicios de restauración (restaurante, chiringuito y snack bars). Habrá un aparcamiento con más de 1.000 plazas y está proyectado un acceso directo con la A-2 para no congestionar el núcleo urbano de Alovera.

El complejo se desarrollará dentro del sector I-15 Las Suertes, al sur del casco antiguo de Alovera y vinculado a los desarrollos residenciales del municipio. El Grupo Rayet, impulsor del proyecto, asegura que servirá para regenerar una zona medioambientalmente muy degradada con la creación de un gran parque verde a continuación del proyecto. La empresa, propietario del 30% de los terrenos, donde hay capacidad para desarrollar 4.000 viviendas, tiene suelos para levantar 1.200 unidades en la zona, que van a pasar a ser propiedad de la inmobiliaria Quabit.

Una laguna cristalina usa 30 veces menos agua que un campo del golfEl desarrollo de Alovera Beach, que estará a 50 kilómetros de Madrid, ya ha sido aprobado en el Pleno de la localidad. Rayet defiende que se aleja de otros macroyectos como Eurovegas o el recientemente proyectado en Torres de la Alameda ya que no necesita permisos especiales, ni necesita construir nuevas infraestructuras. Según la constructora la predisposición del Gobierno de Castilla-La Mancha es buena.

El proyecto se desarrollará mediante concesión administrativa de 40 años por el que el Ayuntamiento recibirá un canon anual, todavía por definir. El objetivo es mantener abierto el recinto con diversas actividades todo el año. "Hemos calculado que el número de visitantes se moverá entre un mínimo de 250.000 y un máximo de 400.000 al año", explica la empresa que estima que el precio de acceso al recinto podría rondar los diez euros por persona, si bien el consumo en restaurantes y en las escuelas de vela será aparte.

La multinacional Crystal Lagoons, presente en 15 países, asegura que su tecnología les permite una explotación sostenible respetando el entorno natural. "Una laguna cristalina típica usa 30 veces menos agua que un campo del golf estándar. Utiliza, además, sólo el 2% de la energía requerida por tecnologías de filtración estándar y 100 veces menos aditivos que éstas", asegura el director regional para Europa de la compañía.

Alovera Beach puede ser una importante fuente de ingresos para el municipio con la activación económica de la zona. Se prevé crear unos 170 empleos directos, 130 indirectos en la fase de explotación y unos 200 empleos indirectos.