El Ministerio de Educación, que asumió las competencias de la materia en Cataluña tras el cese del Govern, ha decretado que el próximo 21 de diciembre sea jornada no lectiva en la comunidad autónoma.

"Así se establece haciendo referencia al artículo 13.4 del Real Decreto 605/1999 que dice que 'en el supuesto de que el día fijado en los correspondientes Decretos de convocatoria para la celebración de las elecciones no sea festivo, se considerará inhábil a efectos escolares en el territorio correspondiente'", dice una nota difundida por el Departamento que dirige Iñigo Méndez de Vigo.

De esta forma, las elecciones convocadas al amparo del artículo 155 de la Constitución podrán celebrarse con normalidad, ya que los centros educativos, que suelen ser utilizados como colegios electorales, estarán vacíos de alumnos. El día posterior, el viernes 22 de diciembre, sí habrá clase y será jornada lectiva.